Salidas originales para escaparle a la rutina

Campeonatos de "Beer Pong", cenar en casa de desconocidos, tours de cocktails y retiros espirituales urbanos son algunas tendencias que rompen la forma tradicional de esparcimiento.

La “experiencia” está de moda en todos los ámbitos, también para las actividades vinculadas al tiempo libre. Ir al cine, a recitales o al teatro siguen vigentes pero se observa el crecimiento de un público que demanda propuestas verdaderamente originales para su esparcimiento.

“Los millennials marcan la tendencia. Ante tanta oferta, la calidad y originalidad es lo más buscado por consumidores.

Las personas quieren experimentar, crear y aprender en los eventos” comenta Pablo Hauscarriague, country manager de Eventbrite, una de las plataformas para organizar eventos.

Así es como, de la mano de emprendedores de todo el país y enfocado en distintos públicos, aparece el “Beer Pong”: una actividad recreativa para grupos de amigos que tiene como objetivo encestar pelotas de ping-pong desde el extremo de una mesa en vasos de cerveza.El vino es otra de las bebidas que se posiciona en un lugar de preferencia a la hora del tiempo libre. Hace algunos años este mundo se acercó a un público menos conocedor pero muy interesado en bodegas. Uno de los que visualizó este segmento fue Tomasz Bomba: a través de sus “Wine Lounge” propone desmitificar etiquetas y términos difíciles de los bon vivants y la alta cocina.

Sus maridajes se completan con platos no convencionales como sushi, comida india, japonesa, regional, de Asia-Pacífico, siempre de cocineros autóctonos.Otra de las propuestas gastronómicas de vanguardia son los cocktails tours. Una variante es la que ofrece The Black Palate Tour, empresa que organiza recorridas por bares secretos inspirados en la Ley Seca de los años ´30 y, como es necesaria una membresía especial para poder ingresar y no se puede divulgar su ubicación, los asistentes llegan con los ojos vendados a cada lugar.

“La cultura gourmet está en ascenso. La balanza se inclina hacia lo creativo, diferente, emocional y distintivo. El motor del asistente es la felicidad y el encuentro de cosas nuevas” amplía Hauscarriague.Entre las propuestas al aire libre, un clásico se renueva: el cine al aire libre. Una de las opciones donde vivir esta experiencia es el Cinema Club Crêpas, que cuenta con un espacio en Palermo Soho donde los lunes y miércoles proyecta clásicos de las últimas décadas en su pantalla bajo las estrellas.

También hay quienes buscan actividades más tranquilas para su tiempo libre: los retiros urbanos son lo último para olvidarse del stress. Reuniones de meditación y yoga combinadas con lectura de textos místicos y almuerzo vegetariano se convierten en una excusa para reencontrarse con uno mismo.A la hora de la inspiración, todos los organizadores coinciden en que las redes sociales son poderosas herramientas y la fuente para detectar tendencias e idear nuevas propuestas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico