"Se desmontaron las mentiras de los fiscales Luciani y Mola"

CFK pudo dirigirse al tribunal un mes después de que le rechazaran el pedido para ampliar su declaración. "Quedaron a la luz del día las arbitrariedades que se han cometido en este juicio", dijo. Antes Carlos Beraldi retomó su alegato y repasó las "absolutas inexactitudes" de la acusación de la fiscalía.

La vicepresidenta Cristina Kirchner tomó la palabra en el juicio de la causa Vialidad luego de que hace un mes se le denegara la posibilidad de ampliar su declaración. En su discurso, CFK felicitó a sus abogados por cómo desmontaron "las increíbles mentiras que desarrollaron los fiscales Mola y Luciani".

"Como soy acusada, pero al mismo tiempo soy abogada, puedo hacer uso de esta etapa del alegato, por mi carácter de profesional", sostuvo la titular del Senado y lanzó "si no hubiese sido abogada, habría estado en estado de indefensión".

"Todo esto que pasó en estas jornadas lo vamos a compendiar, lo voy a subir a mis redes, para que el mundo pueda observar lo que fue este juicio. Una ventaja del Zoom, que a mí no me gustaba", lanzó la vicepresidenta, quien advirtió que se trata de "un claro caso de prevaricato".

"Quedaron a la luz del día las arbitrariedades que se han cometido en este juicio", afirmó la vicepresidenta, quien añadió que los fiscales realizaron una acusación "insólita" y que "raya en lo ridículo".

Tras enumerar las incongruencias e irregularidades del juicio, incluso reñidas con artículos de la Constitución Nacional, Cristina afirmó que “los fiscales Luciani y Mola mintieron en el alegato final de acusación" al sostener afirmaciones que fueron refutadas por las propias pruebas y testimonios recabados en la causa.

LA “ASOCIACION ILICITA”

La vicepresidenta remarcó que para los fiscales tanto el gobierno de Néstor Kirchner como sus dos mandatos fueron "asociaciones ilícitas".

"Esta asociación ilícita fue para hacer 51 contratos viales en la provincia de Santa Cruz", ironizó y continuó: "O sea que Néstor Kirchner, que fue intendente y gobernador, hizo todo eso pensando que iba a llegar a la Presidencia de la Nación para hacer 51 obras viales en la provincia de Santa Cruz, a través de la provincia de la que había sido gobernador en tres períodos consecutivos”.

“Militamos toda la vida para llegar a la Presidencia y hacer 51 contratos de obra pública. Eso no se puede tomar en serio”, insistió.

“Vivo en estado de sitio permanente porque mis garantías constitucionales están suspendidas desde el 10 de diciembre de 2015”, dijo sobre la persecución judicial en su contra. Recordó que “jueces y fiscales de este juicio jugaron al fútbol en la quinta de Mauricio Macri”, pero Comodoro Py solo pone la lupa en sus reuniones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico