Seguirán en prisión los tres condenados por el crimen de Alan Nahuelmilla

Sebastián, Kevin y Marcelo Ibáñez deberán mantener la prisión preventiva por un plazo de seis meses más hasta que su sentencia quede firme. Cabe señalar que recibieron penas de entre 15 y 18 años de prisión por secuestro coactivo seguido de homicidio.

En el mediodía de este lunes se concretó por videoconferencia una nueva audiencia de control de la prisión preventiva que vienen cumpliendo los condenados: Sebastián, Kevin y Marcelo Ibáñez en relación al homicidio de Alan Nahuelmilla, acontecido el pasado 14 de abril de 2018, en la zona de quintas de nuestra ciudad. La fiscal solicitó se mantenga la medida de coerción que cumplen los tres condenados; en tanto que el defensor no planteó objeción a ello.

En un primer momento la fiscal solicitó se mantenga la prisión preventiva que cumplen los tres condenados. Cabe recordar que Sebastián, Kevin y Marcelo Ibáñez fueron declarados, en primera instancia, penalmente responsables del hecho como: “coautores” del delito de “secuestro coactivo doblemente agravado por la participación de 3 o más personas, seguido de homicidio culposo”; y se estableció en consecuencia para Marcelo Ibáñez a la pena de 18 años de prisión, para Sebastián Ibáñez la de 16 años de prisión y para Kevin Ibáñez 15 años de prisión. La defensa interpuso una impugnación ordinaria ante la Cámara en lo Penal quienes no hicieron lugar a la impugnación y confirmó en todos sus términos la sentencia. La Cámara en lo Penal local eleva la causa al Superior Tribunal de Justicia (STJ) provincial en consulta por el monto elevado de las penas y en queja por el recurso de la defensa. El STJ hace lugar a la impugnación de la defensa y regresa el trámite a la Cámara. Quedando pendiente la votación del STJ por la consulta; aunque el pasado 22 de diciembre de 2020 se conoció el decreto del orden de votación. La fiscal refirió a que persiste el peligro de fuga por el cual se les dictó la medida, por el monto de la pena; solicitando se mantenga la prisión preventiva que cumplen Sebastián, Kevin y Marcelo Ibáñez por seis meses, o bien hasta que la sentencia quede firme, lo que ocurra primero.

Por su parte el defensor ratificó los antecedentes del caso relatados por la fiscal, solo que la situación ha cambiado por la temporalidad. Consintiendo el mantenimiento de la preventiva hasta que se resuelva la consulta.

Finalmente los jueces penales resolvieron mantener la preventiva que pesa sobre los condenados Sebastián, Kevin y Marcelo Ibáñez; ya que se dan en el caso los requisitos objetivos y subjetivos para mantenerla, por seis meses o hasta que la sentencia quede firme.

Cabe señalar que la audiencia de control de la medida de coerción fue integrada por los jueces penales Mariel Suárez y Alejandro Soñis; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Camila Banfi, fiscal general; en tanto que la defensa de los imputados fue ejercida por Mauro Fonteñez, abogado particular de los mismos.

EL SECUESTRO Y HOMICIDIO DE ALAN:

El hecho ventilado anteriormente en el debate aconteció el pasado 14 de abril de 2018, a las 22.00 hs. aproximadamente, cuando la víctima Alan Nahuelmilla y un amigo B. G. circulaban por la calle Los Duraznos, en zona de quintas, y fueron emboscados por los imputados armados. Procedieron a maniataros y a atarlos con una soga y arrastrarlos con la camioneta trasladándolos hasta la vivienda de uno de ellos. Una vez en el lugar los sometieron a ambos a diversos tipos de castigos físicos golpeándolos con patadas y golpes en la cabeza con una pala, con la cacha de arma de fuego y le cortaron a uno de ellos las orejas con un alicate en reiteradas oportunidades. Los desnudaron y les tiraron agua fría, tiraban tiros al cielo y amenazaban con matarlos reclamándoles les dijeran donde estaba el televisor. Todo ello por un lapso de cuatro horas, mientras filmaban la agresión.

Ya en la madrugada del 15 de abril de 2018 los imputados se retiraron del lugar junto a una de las víctimas, Nahuelmilla, arrastrándolo hasta el domicilio de uno de sus tíos donde lo abandonaron. Al regresar al lugar los imputados que aún mantenían retenido a B. G. continuaron con los golpes hacia éste, hasta que luego lo liberaron previo amenazarlo que no denuncie lo sucedido. Así B. G. huyó hacia un domicilio para luego ser trasladado al Hospital Regional. Por su parte los familiares de Nahuelmilla lo trasladaron hacia el Hospital donde luego de unas horas fallece por “traumatismo grave de cráneo por hemorragia intra-cerebral a causa de los golpes recibidos”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico