Semillas de cannabis podrán ser comercializadas desde Comodoro

Un grow shop local es el único de la Patagonia que está habilitado para la venta del producto, que podrá ser adquirido por quienes cuenten con un permiso oficial para el consumo medicinal.

La industria del cannabis en Argentina avanza a medida que se van regularizando marcos legales, lo que permite empezar a vislumbrar diferentes vías para su uso sin tener que arriesgarse a sufrir algún tipo de penalización.

En Comodoro Rivadavia el grow shop “Happy Paradise”, con sucursales en el barrio Roca (El Chubut 2017) y en Kilómetro 5 (Gabriela Mistral 49), pionero en el rubro, se transformó en el primero de la Patagonia en contar con el permiso para la comercialización de semillas de cannabis.

Así lo confirmó Jonathan Freyre, referente del negocio, junto a su titular Luciano Ramos, en diálogo con El Patagónico. “Somos el primer grow shop de la Patagonia que tiene el permiso para la venta legal de semillas de cannabis. Hoy en día estamos realmente aprobados por el INaSe (Instituto Nacional de Semillas). Lo que se está haciendo ahora es terminar de reglamentar el marco para la comercialización”, explicó.

En ese sentido, afirmó: “es un gran avance para la cultura cannábica y la industria del cannabis en general. Si bien en Argentina recién está arrancando, es una industria muy grande porque se puede utilizar para muchas cosas, como lo textil, no solo para lo medicinal y lo recreativo”.

Asimismo, aclaró que dentro del marco regulatorio no todos podrán adquirir el producto. “Hay un permiso, que es el Reprocann, para pacientes que usan o que están empezando a utilizar cannabis de manera medicinal. Solamente vamos a poder venderles las semillas a quienes tengan ese permiso porque va a estar registrado cuántas semillas nos dan a nosotros como local y qué semillas se van vendiendo”, recalcó.

Por otra parte, Freyre advirtió que desde el Gobierno nacional aún no se anunció qué tipo de semillas podrán comercializarse. “En el mundo hay muchos bancos de semillas y cada uno tiene sus variedades. El Gobierno argentino tiene una selección de semillas que se van a poder comercializar en el país, pero todavía no nos dijo cuáles. A nosotros nos aprobaron la comercialización de un tipo de genéticas”, comentó.

“Happy Paradise” es el primer grow shop de Comodoro Rivadavia. Abrió su primera sucursal hace seis años y la segunda hace un año, por lo que este permiso para poder vender semillas significa una gran victoria en la lucha por la legalización.

“Lleva muchos pasos conseguir esto; es todo un procedimiento. Hay que firmar una declaración jurada para poder tener este permiso que nos acaban de otorgar. Es más, ya tenemos el certificado y eso nos deja tranquilos porque siempre tuvimos todo en regla y ahora está dando sus frutos”, sentenció Freyre.

Si de triunfos se trata, también se festeja el hecho de que el cannabis ya no sea demonizado por gran parte de la sociedad. “Todavía está ese tabú, pero la mayoría se da cuenta que no es la hierba del diablo, como se pensaba antes”, enfatizó.

“Antes había gente que le nombrabas al aceite de cannabis y decían ‘eso es droga’. Pero lo podés tomar tranquilamente porque si vamos al caso es aceite de oliva con un poco de extracto de cannabis, que te hace bajar un par de cambios, te alivia los dolores o te soluciona la patología que tengas. Por ejemplo, en el caso del Parkinson o la epilepsia, es prácticamente mágico”, remarcó.

Si bien la venta de aceite de cannabis sigue siendo ilegal, también hay una salida legal. “Ahora, con el tema del Reprocann, cada cultivador que esté inscripto puede tener su cultivo y puede hacer su propio aceite. Es un golazo, por calidad y precio. Seguramente ahora que se están regulando un montón de cosas, el Estado va a empezar a fabricar el aceite para poder proveérselo a la gente, pero habrá que ver la calidad y el precio en ese caso”, argumentó.

Por último, Freyre volvió a poner énfasis en la importancia que representa a nivel país el hecho de contar con un permiso que permita comercializar un producto que hasta el momento solo se conseguía en el exterior. “Antes, para comprar semillas de cannabis tenías que viajar a Chile o a Uruguay. Ahora vas a poder comprarlas acá, sin ningún tipo de problemas”, cerró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico