Sorpresiva primera visita de Alicia Kirchner a Caleta Olivia en su papel de gobernadora

A veinticinco meses de haber asumido la Gobernación de Santa Cruz, Alicia Kirchner estuvo ayer por primera vez en Caleta Olivia. Llegó en horas del mediodía, en medio de un estricto secreto informativo del que solo tenían conocimiento algunos referentes políticos, militantes del FpV y vecinalistas. Recorrió obras y mantuvo reuniones con entidades comunitarias.

Caleta Olivia (agencia)

La gobernadora de Santa Cruz llegó acompañada por el ministro de Gobierno, Fernando Basanta y de la titular de la cartera de Salud, Paola Vessvessián y era esperada -entre otros funcionarios-, por la titular del IDUV en la zona norte, María Ester Labado (exsenadora) y la delega de la Caja de Servicios Sociales, Irene Quintero, sumándose más tarde el gerente distrital de Servicios Púbicos, Juan José Naves.

Había pernoctado en Comodoro Rivadavia luego de haber estado el viernes en Rawson donde se reunió con su par de Chubut, Mariano Arcioni, con quien acordó un protocolo de trabajo conjunto para gestionar ante Nación obras que aseguren la provisión de agua potable para localidades del sur chubutense y norte santacruceño.

Al margen de su equipo de prensa oficial, solo El Patagónico supo con varios minutos de antelación sobre su llegada a la ciudad del Gorosito.

Sin embargo, sus allegados procuraban que este medio no la entrevistara y aconsejaban esperar hasta última hora de la tarde para tener su palabra, lo que resultaba dudoso.

Más tarde se sumaron otros, pero el objetivo parecía ser que se intentaba que la gobernadora no estableciera contacto con medios periodísticos no oficiales al menos hasta minutos antes de su partida. Ello para evitar que no se enteraran de su presencia en tiempo real sectores de trabajadores estatales y referentes de partidos de izquierda, a sabiendas de las incontables marchas de protesta que hicieron durante 2017 por atrasos en pagos de salarios y otras cuestiones laborales.

LA RECORRIDA

La primera visita de Alicia Kirchner se concretó a las 12:30 en el barrio Rotary 23, donde se encuentra en avanzada etapa de construcción un galpón en el que funcionarán los talleres de la Escuela Industrial N° 10 y del Centro Educativo de Formación y Actualización Profesional N° 4 que dependen de la dirección provincial Educación Técnica.

El ingeniero Rodrigo Gojan, titular de ese organismo, fue el anfitrión de la gobernadora y le aseguró que las obras que está ejecutando la empresa local BRB, estarán finalizadas en cuarenta días, tras lo cual se irá incorporando el equipamiento.

Luego, alrededor de las 14, la comitiva llegó a la sede de la vecinal Perito Moreno donde la mandataria era esperada por un grupo de dirigentes barriales, con quienes mantuvo una charla sin protocolos.

La misma giró en torno a diferentes problemáticas comunitarias incluso las referidas a salud, habiendo sido invitada a esta reunión la directora del Hospital Zonal, Patricia Zari.

UN IMPONDERABLE Y UN GESTO DE COLABORACION

Antes de ello, aunque muchos no lo percibieron, Alicia Kirchner tuvo que haberse incomodado por una problemática que ya es habitual en Caleta Olivia ya que cuando acudió al sanitario de esa vecinal no había agua.

De ello se hizo el distraído el gerente distrital de Servicios Públicos, Juan José Naves, quien en la charla informal trazó una reseña de la manera que está trabajando para obtener más caudal de agua para la ciudad, sobre todo de pozos acuíferos, al margen de referirse a una obra de desagote de la denominada Primera Laguna,

Posteriormente la gobernadora se dirigió hasta el playón deportivo que existe junto a ese espejo de aguas de lluvias y cuya primera etapa fuera inaugurada el 20 de Noviembre por parte de la vecinal Perito Moreno, con recursos propios y fondos que aportó Provincia.

Alicia Kirchner tuvo la especial deferencia de saludar a un grupo de obreros que estaba realizando obras complementarias, como ser fogones y bancos, ocasión en la que simbólicamente ayudó a un albañil a emparejar con una cuchara la mezcla de cemento, arena y agua. Finamente se supo que acudiría a la sede del club de fútbol Estrella del Sur, en barrio Miramar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico