Sueldos brutos de más de $226 mil pagarán Ganancias durante 2022

Significa que los trabajadores con un salario de bolsillo promedio de hasta unos 187.600 pesos mensuales –luego de descuentos por ítems como jubilación, obra social y cuota sindical- quedarán exentos del tributo. Sin embargo, quienes superen ese tope no comenzarán a pagar el tributo a partir de esos $187.600 de bolsillo sino desde un piso mucho más bajo. Si se superan los $226 mil de haber bruto, los alcanzados deberán abonar el gravamen a partir de un salario de bolsillo mensual de $148.929,07 en el caso de los trabajadores residentes en la Patagonia y de $122.073,99 entre quienes vivan en el resto del país. A ese cálculo luego se incorporan algunos beneficios como la posibilidad de deducir cargas familiares.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) actualizó el piso para el pago del impuesto a las Ganancias para salarios brutos superiores a los 225.937 pesos, lo que significó una suba del 29,1% respecto al último incremento a partir del cual se paga la alícuota.

Si se toma el plafón de $ 150.000 establecido en la ley 27.617 para comenzar a contribuir, el incremento fue superior al 50%.

El aumento en las remuneraciones alcanzadas por el impuesto a las Ganancias también se da para los salarios mensuales de entre $ 225.937 y $ 260.580 brutos.

La medida también exime del pago del Sueldo Anual Complementario a las trabajadoras y los trabajadores cuya remuneración promedio mensual del primer semestre no supere los $225.937.

"Con el objetivo de fortalecer el proceso de recuperación del poder de compra los trabajadores, en 2021 el nivel de salario a partir del cual se paga el Impuesto a las Ganancias se incrementó en dos oportunidades", marcó el organismo público.

La primera fue cuando pasó a $ 150.000 brutos en junio de acuerdo a lo establecido por la Ley 27.617, mientras que la segunda fue un adelanto a cuenta del incremento anual que llevó el valor a $ 175.000 en septiembre.

El Decreto 620/2021 detalló que anticipaba de manera parcial la actualización anual, por eso el cálculo de enero se realiza con relación al valor inicial de $ 150.000.

Con la aplicación del 50,62% que surge del índice RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables) que elabora el Ministerio de Trabajo, se actualiza también el mínimo no imponible, que quedó en 2022 en $ 252.564,84 por año.

A su vez, la deducción por cónyuge pasará a $ 235.457,25 mientras que por hijo es de $ 118.741,97 y llegará a $ 237.483,94 en el caso de los hijos incapacitados para el trabajo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico