Tarrío renunció como ministro de Economía al sentirse desautorizado

En medio de una crisis económica que obligó al gobernador a anunciar este mes el pago escalonado del sueldo a los empleados provinciales, el responsable de las finanzas chubutenses renunció al cargo que había asumido el 28 de junio. "Me voy porque en estas condiciones no se puede seguir más, en medio de operaciones de adentro y de afuera", aseguró Luis Tarrío en declaraciones públicas. Aunque no dio a conocer las razones políticas, su salida del gabinete habría estado motivada por sus diferencias con el ministro Coordinador, Federico Massoni y la incorporación como subsecretario de Financiamiento de Oscar Antonena, quien ahora podría reemplazarlo.

Tan solo 41 días después de haber asumido como ministro de Economía de Chubut, el contador Luis Tarrío dejó de ser ayer el titular de esa cartera provincial. Desde la semana pasada había rumores sobre su continuidad en el Gabinete de Mariano Arcioni, que se hicieron más insistentes luego de que el gobernador y el ministro coordinador, Federico Massoni, designaran a Oscar Antonena como subsecretario de Financiamiento.

Tras llegar el jueves desde Buenos Aires, en donde realizó gestiones para la provincia, Tarrío definió que no seguiría en el ministerio. Según informó el diario Jornada, la razón de su renuncia habría sido, entre otros factores, porque Massoni y Antonena hicieron trascender ante el Poder Judicial y otros sectores que pensaban implementar un sistema de pago de sueldos que incluía una suma fija para todos los empleados públicos.

Tarrío no se oponía a esa opción porque, precisamente, en una reunión con la cúpula del Poder Judicial realizada el lunes último en el Superior Tribunal, había expresado y se había comprometido a esa posibilidad. Pero algunas horas después, el ministro coordinador llamó al presidente del Superior Tribunal de Justicia, Mario Vivas, para “disculparse” por los dichos de Tarrío, ya que a los gremios le iban a proponer otro sistema de pago, similar al desdoblado o escalonado que el Gobierno había implementado el año pasado, agrega Jornada.

Pero para sorpresa de Tarrío, el jueves Massoni y Anotnena le anunciaron al Poder Judicial que darían marcha atrás con el desdoblado y que estaban delineando un formato de pago en cuotas iguales para todos los empleados. Es decir, lo mismo que había prometido Tarrío en la reunión del lunes y que había sido desestimado por Massoni en primera instancia.

Ayer, Tarrío se comunicó con el gobernador y le anunció su renuncia indeclinable. Mientras tanto, todo apunta a que el próximo ministro de Economía sería Antonena, quien que el martes había asumido como subsecretario de Financiamiento y posiblemente el lunes jure como nuevo ministro.

“HASTA ACA LLEGUE”

Tarrío habló públicamente ayer luego de presentar la renuncia ante el gobernador Arcioni. “Me voy del cargo porque en estas condiciones no se puede seguir más, en medio de operaciones de adentro y de afuera”, declaró a la agencia de noticias Télam.

En medio de una crisis económica que obligó al gobernador a anunciar este mes el pago en tres etapas del sueldo a los estatales, Tarrío renunció así al cargo que había asumido el 28 de junio último.

En diálogo con Télam, el funcionario confirmó: “me voy del cargo porque en estas condiciones no se puede seguir más, en medio de operaciones de adentro y de afuera”.

Chubut enfrenta una crisis económica signada por un déficit en las cuentas públicas que los especialistas adjudican a los aumentos que se firmaron en paritarias con los gremios estatales antes de las elecciones provinciales, y que hoy la administración del reelecto Arcioni no puede afrontar con los recursos corrientes.

“Los compromisos salariales no los asumí yo, simplemente afronté la realidad que tenía por delante y hasta acá llegué”, indicó el ministro a Télam, aunque prefirió no profundizar en las razones de la renuncia, que parecen tener también alguna raíz política.

Tarrío, quien había cumplido funciones en el equipo económico como subsecretario de Coordinación Financiera antes de ser promovido a ministro, se aprestaba a iniciar gestiones con el Gobierno nacional para lograr un apoyo económico.

También gestionó la emisión de letras de tesorería por montos cercanos a los 1.500 millones de pesos como para cubrir en parte el déficit de caja.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico