Temporal: imputaciones y seis meses de investigación para cinco exfuncionarios

La jueza de garantías Mirta Moreno abrió formalmente la investigación judicial denominada "emergencia climática", por la que quedaron imputados los exministros Leticia Huichaqueo y Alberto Gilardino; el exsubsecretario Marcelo Suárez y los exresponsables de la Unidad Gobernador, Diego Correa y Diego Lüthers. La exministro de Familia aseguró que el gobernador Mario Das Neves "me pidió que esté cerca de la gente, no en una oficina".

La exministro de Familia de la provincia, Leticia Huichaqueo, declaró ayer en la apertura judicial de la causa demominada “emergencia climática”, por la que se investiga la probable comisión de delitos que al menos cinco funcionarios provinciales habrían cometido durante el temporal que entre marzo y abril del año pasado castigó a Comodoro Rivadavia.

“El exgobernador (Mario Das Neves) me pidió que principalmente estuviera con la gente. Mi función era asistir a las personas que necesitaban ayuda y no en una oficina”, afirmó Huichaqueo, a quien los fiscales definieron como “un eslabón importante” en la operatoria que los imputados realizaron para quedarse con dinero que tenía que ser destinado a atender las demandas del temporal. Huichaqueo renunció la semana pasada al gabinete provincial, donde ahora ocupaba el cargo de secretaria de Interior.

Antes de la declaración de Huichaqueo, y también brevemente, lo hizo quien era su número dos, Marcelo Suárez. Este dijo que el contexto de emergencia que se vivía en ese momento no le permitía llevar un adecuado control preciso del ingreso y egreso de la mercadería que se compraba. “Nunca sospeché que el proceso administrativo fuera ilegal”, destacó.

Luego de la descripción de la investigación y de las imputaciones por parte de los fiscales Omar Rodríguez y Alex Williams, la jueza de garantías Mirta Moreno otorgó al Ministerio Público Fiscal el plazo de seis meses de investigación.

LOS IMPUTADOS

En la lectura de las acusaciones, los fiscales Omar Rodríguez y Alex Williams describieron el rol que para llevar adelante la defraudación cumplieron cada uno de los cinco imputados: Diego Correa, Diego Lüthers (ambos detenidos por otros hechos que se desprendieron de esa investigación), Alberto Gilardino, Marcelo Suárez y Leticia Huichaqueo.

Los cinco ahora exfuncionarios fueron imputados por la probable comisión del delito de “defraudación fraudulenta en perjuicio de la administración pública, en concurso real con la figura de concusión”.

Los abogados Fabian Gabalachis (defensor de Correa), Damian D´Antonio (defensor de Gilardino) y Lisandro Benítez (de Lüthers) no se opusieron a las acusaciones de los fiscales. Por su parte los abogados Carlos Conti (defensor de Suárez) y Javier Romero (defensor de Huichaqueo) objetaron las acusaciones de los fiscales.

LOS COLCHONES

Conti dijo que Suárez cumplía con su rol de funcionario y que obró bajo el fundamento jurídico correspondiente. “Si cuatro unidades de control del estado no advirtieron irregularidades, ¿cómo puede ser que mi defendido sea responsable?”, se preguntó al rechazar la acusación.

En otra parte de la audiencia, el fiscal Williams se preguntó respecto de Suárez cómo puede ser que se realizaran las compras de 180 colchones antes de que comience la emergencia. El defensor Conti argumentó que cumplía órdenes de superiores.

Luego de un cuarto intermedio, Suárez y Huichaqueo pidieron declarar. El primero dijo que el contexto de emergencia que se vivía en ese momento no le permitía llevar un adecuado control preciso del ingreso y egreso de la mercadería que se compraba, en tanto que la exministro de Familia resaltó que el gobernador Mario Das Neves le había pedido que estuviera cerca de la gente “y no en una oficina”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico