Un detenido por abuso sexual deberá permanecer en arresto domiciliario con pulsera electrónica

Luego de una entrevista a la víctima en Cámara Gesell, la defensa del procesado pidió que quedaran sin efecto las imputaciones de robo y secuestro, lo que fue aceptado por el juez de la causa, pero continuará siendo investigado por "abuso sexual gravemente ultrajante dos hechos, en concurso ideal con lesiones leves agravadas por el vínculo".

En abril de este año un hombre identificado como J. E. H. había sido detenido por personal policial como autor del delito de robo, secuestro y violación de su pareja. Sin embargo, luego de cumplir con cinco meses de prisión preventiva -imputado por “privación ilegítima de la libertad en concurso real con lesiones y amenazas, en concurso real con robo y abuso sexual gravemente ultrajante por haber sido cometido en relación de pareja”-quedó durante la última semana bajo arresto domiciliario. Además, se modificó la imputación de los delitos por los que está siendo investigado.

Luego de realizarse una Cámara Gesell con la víctima, el abogado Daniel Fuentes, defensor del sospechoso, le solicitó al juez penal Miguel Caviglia avanzar con algunas determinaciones.

Una de ellas fue dictar el sobreseimiento por la privación de la libertad y por el robo, a partir de análisis realizados al relato de la víctima. Asimismo, el abogado pidió morigerar la prisión preventiva y que se le conceda a su defendido la prisión domiciliaria con la utilización de una pulsera electrónica.

Ambas solicitudes fueron aceptadas por el juez. De esa manera, J.E.H. quedó bajo arresto domiciliario, al tiempo que es investigado ahora por “abuso sexual gravemente ultrajante dos hechos, en concurso ideal con lesiones leves agravadas por el vínculo”. Es decir quedaron sin efecto las imputaciones por robo y privación de la libertad, por lo que en caso de ser llevado a juicio y ser hallado penalmente responsable, le corresponderá una condena menos gravosa que la contemplada en la imputación inicial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico