Un día antes de la inauguración, Flybondi se retrasó más de cinco horas y canceló un vuelo

Luego de que a siete días de iniciar sus operaciones un avión que unió Bariloche y Córdoba llegó a destino sin los equipajes, y que anteriormente un vuelo de prueba tuvo que realizar un aterrizaje preventivo por una falla que ocurrió en "un instrumento de medida a bordo", la aerolínea Flybondi volvió a quedar en el ojo de la tormenta, justo un día antes de que inaugure sus operaciones junto al ministro de Transporte Guillermo Dietrich y el CEO de la empresa, Julian Cook.

Esta vez el inconveniente fue la demora en el despegue del vuelo FO 5444 que debía unir Córdoba con Bariloche. La nave iba a despegar a las 13:35 del miércoles con 100 pasajeros. Sin embargo, la operación se vio demorada y finalmente partió a las 19:10, es decir más de cinco horas después, llegando a su destino a las 21:20.

Como consecuencia el vuelo que completaría la frecuencia tuvo que ser cancelado, en virtud, que la compañía adujo que por “razones de seguridad” se había resuelto no viajar de noche y postergar el despegue para las 8:30 de ayer.

Lo único positivo fue que por lo menos la aerolínea envió a los pasajeros a la ciudad con transfers, alojó a los turistas en hoteles y los buscó ayer por la mañana.

Ante esta nueva irregularidad, la ANAC intervino y solicitó a la compañía un informe de lo acontecido para analizar las actuaciones realizadas y de esa manera proceder con las acciones administrativas correspondientes.

Lo paradójico es que hoy, la empresa tiene previsto inaugurar sus operaciones en el aeropuerto de El Palomar, pese a que los vecinos del sector se opusieron a que esa pista sea utilizada para despegues comerciales.

Por esa situación, incluso, la juez Martina Forns dio lugar a un recurso de amparo y autorizó un máximo de tres despegues y aterrizajes diarios, y solicitó la remoción del material explosivo remanente en los depósitos de la base militar, informó ayer La Nación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico