Un fideicomiso para salvar empresarios

El ministro de Transporte confirmó en conferencia de prensa que todos los contratos de obra pública, incluidos los de la modalidad de Participación Público Privada, se mantendrán, aunque la mayor parte de las empresas contratadas quedaron involucradas en la causa de los cuadernos y están siendo investigadas por supuestas coimas. "Tenemos la necesidad de separar a las empresas de las personas", argumentó Dietrich.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, confirmó que todos los contratos de obra pública, incluidos los de la modalidad de Participación Público Privada (PPP) seguirán vigentes a pesar de que la mayor parte de las empresas contratadas quedaron involucradas en la causa de los cuadernos y sean investigadas por la Justicia por supuestas coimas. “Tenemos la necesidad de separar a las empresas de las personas que hicieron actos contra la ley”, aseguró el ministro que informó la creación de un fideicomiso con el Estado como “garante”.

“La causa de los cuadernos generó cierta incertidumbre en la continuidad de los obras. Hoy estamos acá para confirmar que las obras no se van a detener y que las obras de PPP van a comenzar”, aseguró Dietrich ayer a la mañana en conferencia de prensa.

Para asegurar la continuidad de la obra pública, el ministro informó la creación de un fideicomiso “que va a permitir que los aportes de los bancos para el financiamiento de las obras vaya a través del fideicomiso a las empresas”.

Según Dietrich, las empresas usarán ese dinero y luego lo devolverán al fideicomiso. “Es muy importante y valorado el aporte que va a hacer el Banco Nación al que después se unirán otros bancos privados e internacionales”, dijo sobre el reaseguro que representaría el fideicomiso.

MAS CONTROLES

A pesar de no apartar las empresas sospechadas de corrupción, el Gobierno busca mantener su imagen de transparencia por lo que el ministro informó que se profundizarán los controles de las empresas privadas. Dietrich sostuvo que buscará “mejorar los certificados de obra”, la herramienta que usa el Estado para pagar a la constructora, y crear “nuevos marcos normativos en temas de ética y transparencia”.

“Las empresas que quieran participar del fidecomiso van a tener que acatar estas nuevas normas”, sostuvo Dietrich y defendió a los trabajadores de las empresas sospechadas de corrupción “que frente a la incertidumbre pueden ver comprometido su puesto de trabajo”.

“Estamos comprometidos como Gobierno en continuar a la obra de infraestructura y garantizar la continuidad de las obras y el comienzo de los PPP”, finalizó el ministro.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico