Un informe confirma el vertido de desechos cloacales en el pluvial de calle Roca

Vecinos del barrio Pueyrredón reclaman que se tomen cartas en el asunto dado que está prohibido volcar líquidos cloacales a cielo abierto ya que se hace imposible convivir con el olor nauseabundo que eso genera.

En el mes de diciembre los vecinos autoconvocados del barrio Pueyrredón y Juan XXIII, quienes quedaron agrupados después del temporal ocurrido en marzo del año pasado, presentaron ante el municipio un petitorio por el vertido y permanente recorrido de líquidos cloacales en el canal de calle Roca. La nota fue acompañada de una trescientas firmas y recién en las últimas semana el reclamo parece tener respuesta aunque no la que los vecinos esperaban.

Este mediodía, Mirta Camara una de las vecinas comentó en radio Del Mar, “tuvimos acceso a un informe que está en el expediente que se generó a partir de nuestra denuncia que se reconoce de manera textual que ´se aprecia la rotura en un conector cloacal que vuelca líquidos a un canal en tierra a cielo abierto que conecta al fin de su recorrido a un canal pluvial existente a través de una boca de registro´. De este modo, queda comprobado que los líquidos que corren permanentemente por el canal de la Roca son afluentes cloacales”, lamentó.

A pesar de este reconocimiento, no hubo novedades en cuanto a medidas u obras inmediatas para remediar la situación. “Sabemos que la Municipalidad en base a este informe, que está realizado por la Dirección General de Gestión Técnica Urbana, lo que hizo fue enviar una nota a la Sociedad Cooperativa Popular Limitada pero todavía no han respondido, nos dijeron que esta respuesta estaba en manos del sector técnico que tiene al frente al señor Horacio García, ya pasó más de un mes de este tema suponemos que deberían estar respondiendo en estos días”, indicó la vecina.

Asimismo, remarcó que está comprobado que el origen de los líquidos cloacales se produce en el barrio Moure "lo que hay que hacer es una obra de cloacas para evitar esto, esto se debería arreglar independientemente de otras obras que son más grandes y complejas para los pluviales”.

En este sentido, la vecina recordó que el canal pluvial de la avenida Roca, al ser a cielo abierto “solo es para agua de lluvia y del arroyo La Quinta que viene de Pampa del Castillo”. Ahora con la reparación de las paredes terminada, se evita que el agua con desechos inunde también las calles pero el problema para los vecinos de los alrededores persiste. A poco de cumplir un año del temporal y ante la inminente llegada de la temporada de lluvias, la vecina aseguró que no se han realizado obras significativas para tranquilidad de los vecinos de las dos barriadas más afectadas por las inundaciones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico