Un ladrón "amable" se llevó 12 mil pesos de panadería  

El hecho delictivo se produjo alrededor de la 19:30 del lunes, ya entrada la noche patagónica, en la panadería “La Unión” de Caleta Olivia.

La misma está ubicada en el barrio del mismo nombre, sobre la calle Jorge Gómez y a menos de cuatrocientos metros de la Comisaria Seccional Segunda.

La propietaria del local comercial, Cecilia Montaña (foto), dijo a El Patagónico que en esos momentos solo se encontraba una empleada detrás del mostrador.

Ella le contó que el desconocido, que tendría entre 22 y 25 años e ingresó con tapabocas cuando no había clientes “estaba bien vestido, con una campera negra tipo fluorescente y actuó de manera amable, educada y sin alzar la voz, exigiéndole el dinero que había en la caja registradora”.

Al mismo tiempo tenía una mano dentro del bolsillo de la campera, advirtiéndole que poseía un arma de fuego y, aunque nunca la exhibió, esa actitud fue más que suficiente para amedrentar a la empleada que se vio obligada a entregarle la recaudación, estimada en unos 12 mil pesos.

Tras ello, se alejó caminando pero la joven no se animó a salir de inmediato para observar si había abordado algún vehículo.

La propietaria también dijo que algunos vecinos le informaron que antes del atraco habían visto que un individuo estuvo varios minutos sentado en la vereda ubicada frente a la panadería, por lo cual dedujo que se trataría del ladrón que estuvo vigilando movimientos de clientes.

Recordó además que con el de ayer, en el lapso de diez años, es el tercer robo que se registra en ese comercio y que los dos anteriores fueron violentos ya que en el primero dos sujetos ingresaron con cuchillos y el segundo actuó un solo individuo portando un arma de fuego.

Respecto al tercer caso, vale señalar que la semana pasada se produjo otro robo en una verdulería del mismo barrio con la misma modalidad ya que ingresó un ladrón solitario vistiendo una campera verde, amenazando a la propietaria con su mano en el bolsillo, advirtiéndole que estaba armado.

Pero se alejó rápidamente del lugar cuando la mujer comenzó a gritar y se cree que podría tratarse del mismo delincuente que perpetró el robo en la panadería.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico