Un niño de 11 años murió por un tiro en un incidente con dos policías

La fiscal sumó indicios para creer que los uniformados respondieron al ataque de un grupo de jóvenes motociclistas. El adolescente, que conducía una moto, responsabilizó a los agentes de la muerte del niño de 11 años.

Facundo Burgos (11) murió por un disparo en la cabeza cuando se trasladaba en una motocicleta en el barrio El Bajo de la ciudad de Tucumán.

La víctima iba junto a un amigo, de 14 años, quien declaró que el disparo lo hicieron los efectivos de la policía de Tucumán desde larga distancia.

“Íbamos doblando cuando pasaron tres en motos tipo Honda CG 150 y dos policías en moto con armas en la mano y empezaron hacerse tiros a la distancia que íbamos nosotros. Doblamos y nos agachamos. Cuando yo aceleré mi amiguito cayó al piso. Le disparó la policía. En total fueron como 20 tiros”, afirmó al diario La Gaceta el menor de edad que acompañaba al niño asesinado.

Francisco Picón, subjefe de la Policía de Tucumán, informó que el pequeño fue trasladado en estado crítico al Hospital Angel C. Padilla de Tucumán, donde falleció horas más tarde como consecuencia del disparo que recibió en la nuca. El joven que iba en la moto recibió un raspón por una bala en la cabeza, pero está fuera de peligro.

Según publicó Diario La Nación, la fiscal del caso, Adriana Giannoni, ordenó que el menor sea entregado a sus padres y dispuso el secuestro de las armas reglamentarias de los policías que participaron del tiroteo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico