Un sedán premium que apuesta al confort

La entrada de gama de la marca alemana, en silueta tricuerpo, es un vehículo equilibrado, tanto para la ciudad como para la ruta.

1| La avanzada de los SUV está desplazando a los sedanes y hatchbacks, pero en el segmento de los premium hay un público apuesta a lo clásico. Mercedes-Benz es un exponente de esa tendencia y su Clase Atricuerpo, el referente de entrada de gama. Llega desde México.

2| Si bien es el modelo más chico de la marca alemana, su diseño engaña. Hay que ir a la ficha técnica para asegurar sede las dimensiones ya que a simple vista parece más grande. La trompa alargada ayuda a ese efecto visual, sumado a un perfil deportivo con un bajo despeje del suelo.

3| En el interior se mantiene esa idea de deportividad con una butaca de conductor que se puede llevar a un nivel bien bajo gracias a una generosa regulación del asiento. La flexibilidad del doble reglaje del volante, en altura y profundidad, permite una posición de manejo a gusto de cada “piloto”. El tablero está dominado por una pantalla digital de grandes dimensiones con toda la información del vehículo y el sistema multimedia. Se puede manejar por el sistema “touch” o mediante el pad en la consola central. Es muy sensible y cuesta tomarle el pulso, más allá de algún cambio involuntario por rozarlo cuando se busca algo en el portaobjeto que está pegado. Las plazas traseras, pensadas para tres pasajeros, son bastante generosas por tratarse del modelo más chico. Lo mismo el baúl, con buena capacidad de carga, algo que aprecian los amantes de los sedanes.

4| La versión A200 Progressive está equipada con un motor naftero de 1.3 litros de 163 CV y un torque de 250 Nm. Se combina con una caja automática de 7 velocidades con modo secuencial y doble embrague.

5| Un Mercedes-Benz es un Mercedes-Benz y siempre tendrá un andar de nivel Premium. En la ciudad se comprueba por una respuesta eficiente de la caja en todas las condiciones. Tiene potencia de sobra. Su impronta deportiva y ese perfil bajo tiene sus consecuencias: hay que tener precaución al pasar lomos de burro o cuneta, salir de un garajeo cualquier irregularidad grosera de la superficie ya que ,de lo contrario, el golpe será irremediable. También el sonido de rodamiento está presente cuando el terreno no es lo suficientemente liso. La dirección es liviana para maniobrar sin esfuerzo y frena de manera eficiente.

6| Cuando se sale a la rutase repite la excelente respuesta del Clase A. Ese bajo despeje del suelo le otorga seguridad en todo momento, especialmente en curvas cerradas o con vientos cruzados. El sonido que llega desde las superficies ásperas sigue presente, pero es lo único que se escucha porque la insonorización, en general, es muy buena. Cuando se pisa el acelerador-no importa en el cambio en que se esté- siempre va a encontrarse potencia, pero una vez alcanzada la velocidad de viaje deseada, el confort de marcha es sumamente placentero.

7| Cuenta con distintos programas de manejo (Eco, normal, Sport y personalizado)que ajustan la respuesta del motor y la caja. Se selecciona mediante una tecla en la consola. Consume unos 6 litros promedio en uso mixto.

8| En materia de seguridad cuenta con seis airbags, ESP, ABS, ayuda de arranque en pendiente, control de tracción y Attention Assist que mide el cansancio del conductor.

9| En cuanto al confort, se puede conectar teléfonos con sistemas Android Auto o Apple Car Play, cuenta con asistente de voz denominado “Hey, Mercedes”, que brinda todo tipo de información a los pasajeros. No tiene rueda de auxilio sino kit de reparación.

10| El precio del Mercedes-Benz Clase AProgressive es de u$s45.800,aunque esta semana sufrirá modificaciones por la suba de Impuestos Internos, y ofrece dos años de garantía con kilometraje ilimitado.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico