Una mujer sufrió principio de intoxicación al quemarse su casa en el Córdon Forestal

Celeste Morel, el viernes, tuvo que ser trasladada al Hospital Regional luego de que sufrió principio de intoxicación y lesiones leves al incendiarse su casa en el Cordón Forestal. El siniestro se produjo por una falla en una cocina a leña y las pérdidas fueron totales, confirmaron fuentes oficiales.

Una falla en una cocina a leña provocó que una vivienda del Cordón Forestal quede reducida a cenizas y que su propietaria, Celeste Morel, sea internada por principio de intoxicación.

Integrantes del Destacamento 1 de Bomberos Voluntarios recibieron el viernes a las 22 un llamado informando sobre un incendio en el Lote 7 de la Manzana 25, del Cordón Forestal.

Quienes dieron el alerta aseguraron que las llamas amenazaban con consumir la totalidad del inmueble ubicado en la calle Ruperto Rasguido. Así, los rescatistas rapidamente salieron al lugar con los móviles 37 y 44. Sin embargo, cuando llegaron al sector el fuego ya había consumido la totalidad de la vivienda y su propietaria estaba descompensada y había sufrido lesiones leves.

Es que según se confirmó, la mujer de 30 años intentó combatir el incendio por sus propios medios pero se intoxicó con el humo.

Una ambulancia trasladó a Morel y a su marido, Emanuel Velázquez de 28 años, al Hospital Regional, donde fueron examinados.

En tanto, los voluntarios apagaron las llamas y realizaron tareas de enfriamiento ya que las pérdidas fueron totales.

En ese marco, se supo que el incendio se produjo por una falla en una cocina a leña.

En el lugar trabajó personal de la Seccional Sexta, Defensa Civil y la División de Policía Científica.

ROBO EN UN DEPOSITO DEL CORDON FORESTAL

Una hora después del incendio, en el Cordón Forestal también se produjo un robo. Fue en el depósito “Don Mario” donde se llevaron un teléfono celular y 10 mil pesos de una oficina.

El propietario denunció en la Comisaría Sexta que se dirigió a su propiedad, ubicada en Silvia Ocampo 221, y cuando llegó encontró un ventiluz dañado. Al ingresar al inmueble detectó que varias cosas de su oficina estaban desordenadas.

Inmediatamente, el damnificado comenzó a buscar los elementos que faltaban y advirtió que se habían llevado un teléfono celular Samsung J7 de color negro y 10 mil pesos que tenía guardados en un cajón del escritorio de su oficina.

Sin embargo, ese no fue el único robo de la noche de viernes, ya que en la rostisería “La Nona” sustrajeron 5 mil pesos, pero el propietario no quiso realizar la denuncia.

Según se confirmó, esa noche dos delincuentes ingresaron al local, ubicado en Kennedy y El Patagónico, y le exigieron al comerciante que les entregue la recaudación. Una vez perpetrado el hecho huyeron entre las viviendas del sector.

Vecinos de la zona dieron alerta a la Seccional Cuarta y los agentes arribaron rápidamente a la rotisería. Sin embargo, el propietario se mostró molesto con los efectivos policiales y le cerró la puerta del local en la cara negándose a declarar y pidiéndoles que lo dejen tranquilo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico