Usuarios cuestionaron el servicio de transporte de Patagonia y exigieron que se evalúe la concesión

La audiencia pública por el alza del precio del boleto de transporte público estuvo marcada por críticas de los ciudadanos hacia la empresa Patagonia Argentina. Cuestionaron la quita de frecuencias y que se acorten los recorridos en la zona norte. También exigieron que se actualicen las unidades ya que en verano es imposible abrir una ventanilla para encontrar alivio a las altas temperaturas, describieron algunos. Otros solicitaron que se revea la concesión para tener un mejor servicio y que se anule la audiencia para que se llame a una de carácter vinculante.

La empresa Patagonia Argentina, principal concesionaria del servicio de transporte público de pasajeros en Comodoro Rivadavia, fue el centro de las críticas de los ciudadanos que participaron en la audiencia pública realizada ayer en el CEPTur, por el incremento del precio del boleto.

Pese a que se habían anotado 57 personas para expresarse sobre el ajuste en el transporte de pasajeros, solo asistieron 25 de los cuales la mayoría se expresó en contra de un nuevo golpe al bolsillo.

La audiencia comenzó a las 8:49 con los argumentos de los funcionarios públicos y de miembros del Ente Regulador de por qué era necesario un aumento en el boleto de colectivo. Sin embargo, usuarios se mostraron disgustados porque “a nivel nacional se está pidiendo que paren los aumentos pero en Comodoro hacemos todo lo contrario”.

“Se está poniendo el peso sobre los que menos tienen y se saca la carga a los que más tienen. Comodoro tiene una crisis de trazabilidad de años y no se puede continuar así. Somos una de las pocas ciudades que no tiene un boleto combinado. Tendría que haber un desarrollo de tránsito más chico que sirva al transporte de pasajeros, pero nada de esto puede ser realidad porque siempre somos variable de ajuste. Me opongo al aumento del boleto de colectivo porque es inoportuno y debería plantearse en una audiencia pública”, sostuvo Juan Carlos Avendaño.

“PARECE CATARSIS”

También hubo vecinos que solicitaron que la jornada de audiencia se anule para que se convoque a una audiencia vinculante y tenga “el peso que necesitan los vecinos”.

“Esto parece más un encuentro para venir a hacer catarsis por parte de los vecinos. He pedido al municipio y a la empresa que hagan recorrido en los barrios. Jamás hemos tenido respuesta de nada. Hoy vengo en nombre de mis vecinos a decir es que tengo seis hojas de firmas que se oponen a los tarifazos y a decirle al Ejecutivo que no avance con los aumentos”, planteó América Melión, presidenta de la asociación vecinal de Restinga Alí.

“Mi barrio es un barrio de laburantes y tienen que pagar gran parte de su sueldo en los boletos de colectivos. Si aumentan nuevamente el servicio no sé cómo van a vivir porque los sueldos son realmente bajos”, consideró la vecinalista.

“Que se derogue la ordenanza hasta que no tenga la pata del pueblo. Es una vergüenza lo del Ente de Control y los concejales porque los trabajadores no ganan ni una cuarta parte de lo que ganan ustedes (por los ediles). Ustedes están para defendernos y he escuchado muy pocas voces defendiendo al ciudadano. El resto bien gracias. Yo les digo que no tienen permiso de la gente para dar los aumentos de sus sueldos y los aumentos tarifarios. El pueblo está harto y no da más. Me mandaron mis vecinos porque si no ni vendría a esta audiencia porque son una farsa”, cuestionó la exconcejal.

PEDIDO DE ANULACION

El ambiente en el CEPTur era tenso. Los gritos en contra de la prestadora de servicio, a tal punto que vecinos comenzaron a gritar “anulación” y solicitaron que fuera una audiencia de carácter vinculante.

“Creo que coincidimos todos los vecinos que es una falta de respeto que nuestros representantes no estén escuchando nuestra voz. Estamos participando de una obra de teatro. No tengo auto y uso el transporte público para ir a trabajar. Muchas veces el colectivo no para, ni tiene garitas. El servicio es pésimo. No sé qué estamos debatiendo porque considero que esta audiencia tiene que ser anulada”, afirmó Lía Valeria Villaruel, quien también pidió que los concejales se levanten de sus asientos para saber “quiénes serán los que van a ajustar contra los trabajadores”. Los ediles se levantaron lentamente y algunos se sonrojaron ante el abucheo.

“La insuficiencia de Patagonia es algo que no da para más. En verano no podes abrir una ventana, en invierno te congelas adentro si no es que te morís esperando en una garita que se cae a pedazos. Ni hablar de la desprolijidad del TEG. Los chicos tienen que hacer hasta 7 horas de cola para que le carguen 400 pesos que no le dura ni para dos semanas. Estamos cansados de los ajustes porque somos quienes mantenemos la producción en este país”, cuestionó.

En el mismo sentido, Sergio Duarte criticó: “acá hay una falta de respuesta a los ciudadanos porque de los 12 concejales que nos representan solamente hay 4. Me gustaría saber si a todos aquellos que no vinieron les descuentan el día como nos descuentan a nosotros cuando faltamos al trabajo. Seguramente que no por eso son concejales”.

Además de Sampaoli, los únicos que estuvieron fueron Norma Contreras, Cristina Cejas y Gustavo Córdoba. Faltaron Nicolás Caridi, José Gaspar, Pablo Martínez, Mario Soto, Guillermo Almirón, Beatriz Neira, Sirley García y Adriana Casanovas.

“Patagonia elimina recorridos y aumenta el boleto. De esta manera si las sesiones siguen siendo no vinculantes no sirven de nada. Esto debería reverse y ser más responsable por parte de los concejales. Llegar a este aumento no soluciona nada. Siento vergüenza ajena porque los funcionarios de turno sólo están para la foto. Ahora no están. A veces hay que bajarse del drone y recorrer la ciudad y ver en las condiciones en que se encuentra. En este caso estamos defendiendo los intereses de una empresa privada que se debería rever su concesión porque su servicio es muy pobre”, consideró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico