Vecinos conviven con materia fecal flotando en las calles

Vecinos del barrio Isidro Quiroga denuncian que hace semanas viven rodeados por desbordes cloacales y que incluso se ven los restos de materia fecal en la superficie, piden urgente intervención del servicio de cloacas.

En la intersección de la avenida Congreso y calle Cabo Benítez del barrio Isidro Quiroga, hay que contener la respiración para poder transitar, debido al fuerte olor a cloaca que sale de los desbordes que hay en las calles.

Según denunciaron a El Patagónico vecinos de la zona, esta situación lleva semanas e incluso indican que los restos de material fecal pueden ser divisados fácilmente “es verdaderamente insalubre. Acá viven niños, que no pueden salir a jugar ni al patio por el olor a cloaca y la ´sorpresa´ está a la vista de todos”.

Andrea, la vecina denunciante, indica que se han cansado de llamar al servicio de cloacas de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada ¿qué servicio estamos pagando? ¿Qué solución nos dan? Si cada vez que llamamos nos escuchan y nos dejan a la espera, no mandan al servicio de cloacas, no hacen nada más que cobrar. Es una vergüenza, estamos cansados, necesitamos una solución, no se puede ni respirar”.

La vecina agrega además que esta situación se suma a algo que viven hace muchos años, que es la planta de tratamiento a pocos metros de los barrios Abel Amaya, Isidro Quiroga y Juan XXIII, quienes en los días de verano y con viento a favor, pueden oler a cloaca toda la jornada “ya nos acostumbramos a eso, ahora no nos queremos acostumbrar a ver soretes flotando en la calle”, reclamó indignada la mujer.

En la zona los derrames no son los únicos problemas, otros habitantes de la zona también denunciaron a este medio que desde el temporal hay consecuencias en las cloacas y una notable falta de mantenimiento en cuanto al desagote con “camión chupa”.

Esto ocasiona que se deba convivir permanentemente con un olor nauseabundo incluso adentro de las viviendas. Este problema que ya fue trasmitido a la SCPL, de acuerdo a la información suministrada por los vecinos afecta especialmente a todas las viviendas comprendidas entre las calles Juana Azurduy y Mariano Rodríguez.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico