Vecinos y policías frustraron un robo

Dos hombres fueron detenidos por policías de la Comisaría Segunda de Caleta Olivia luego de que uno ellos intentó sustraer un televisor y un parlante desde una vivienda del barrio Nuevos Pobladores. Su cómplice aguardaba en las inmediaciones a bordo de un Chevrolet Astra.

El frustrado robo se registró minutos antes de las 13 de este viernes en un domicilio de la calle Juana Terraz. Su morador la había alquilado hace poco más de dos meses y en esos momentos se hallaba trabajando.

Se cree que los delincuentes habrían estado merodeando la zona para conocer qué casas quedaban sin ocupantes por algunas horas, pero los vecinos que permanecen en el barrio están atentos a la presencia de gente sospechosa.

De allí que se comunicaron rápidamente con la guardia de la comisaría para alertar sobre ingreso de un desconocido a una de las casas. Así en contados minutos arribó al lugar un patrullero.

Luego se supo que el desconocido había forzado una puerta y preparado un televisor y un parlante de gran tamaño para llevárselos, pero escapó a pie, en dirección a la Ruta 12, al ver la llegada de los uniformados.

A pocos metros de la veloz carrera, un obrero particular que estaba podando árboles y realizando otras tareas en una casa, lo golpeó con una pala al darse cuenta de que era un ladrón, pero igualmente este siguió corriendo y la policía detrás de él.

Una cuadra después giró y llegó a una calle paralela denominada Madroñán donde se subió a un Chevrolet Astra que no tenía chapas patentes a la vista, pero llevaba una arriba del torpedo. La identificación de esa chapa era DRQ 298, indicaron fuentes policiales.

Al volante estaba su cómplice, pero el patrullero llegó en contados segundos y el auto de los sospechosos quedó bloqueado, al tiempo que llevaba otro móvil del Comando Radioeléctrico.

Ambos hombres fueron reducidos y el que había ingresado a la casa fue identificado como Juan Villalba (foto), de alrededor de 32 años, en tanto que no trascendió la identidad de quien lo estaba esperando en el auto.

Este último habría intentado justificar su presencia en ese lugar argumentando que esperaba turno para ingresar a un lavadero de autos ubicado a pocos metros, pero todos los indicios indican que aguardaba el llamado de su compañero para acercarse a la vivienda.

Ambos sospechosos fueron conducidos a los calabozos de la Seccional Segunda y puestos a disposición del juez de instrucción Gabriel Contreras, en tanto el Chevrolet quedó secuestrado.

Vecinos y policías frustraron un robo.jpeg

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico