Vivas acusa al gobernador de incitarlo a violar la ley

"Es insólito que el gobernador me esté induciendo a vulnerar la ley", afirmó el presidente del Superior Tribunal de Justicia.

Así le respondió después de que Mariano Arcioni le pidió que utilizara los fondos de un depósito a plazo fijo por 800 millones de pesos para pagar los sueldos del Poder Judicial. “Los fondos mencionados no son de libre disponibilidad, tal como surgiría de las declaraciones del gobernador, sino que están afectados por ley a cuestiones específicas”, como la obra de la Ciudad Judicial de Comodoro Rivadavia, argumentó Mario Vivas.

A partir de declaraciones del gobernador, Mariano Arcioni, quien frente a la crisis económica que atraviesa Chubut lamentó “la falta de solidaridad” del Superior Tribunal Justicia por tener un plazo fijo y no utilizarlo para abonar sueldos, el presidente del máximo órgano judicial de la provincia, Mario Vivas, consideró que es insólito que el titular del Poder Ejecutivo lo esté induciendo a vulnerar la ley. “Me causa perplejidad, que como escribano y gobernador haya olvidado las reglas básicas del derecho y de las finanzas públicas”, cuestionó.

A través de una declaración pública, Vivas señala: “siento la imperiosa necesidad y la obligación de efectuar algunas consideraciones para clarificar estas cuestiones a la opinión pública”.

“Para información del gobernador y de toda la comunidad, los fondos depositados a plazo fijo por el Poder Judicial ascienden a 807.777.333.70 pesos. De ese monto, 300 millones se destinan a la construcción de la Ciudad Judicial de Comodoro Rivadavia, conforme lo establece la Ley II 53; alrededor de 200 millones corresponden a fondos de terceros inmovilizados, tal cual lo indica la Ley II 166 y otros 303 millones de pesos se utilizan para la realización de obras, pagos de servicio y compra de bienes, tomando como base la Ley de Presupuesto II 253, en donde queda claramente explicitado que no se puede usar ese dinero para el pago de salarios”, detalla.

Y añade: “ninguna de las fuentes propias del Poder Judicial pueden ser destinadas a lo que el gobernador propone, pues así lo indica la ley. Los fondos mencionados no son de libre disponibilidad, tal como surgiría de las declaraciones del gobernador, sino que están afectados por ley a cuestiones específicas. No se pueden destinar esos dineros a otro fin que no sea el que está contemplado en la disposición legal.”

Vivas también advierte: “aunque resulte inverosímil, lo que el gobernador nos pide es que actuemos al margen de la ley y del ordenamiento jurídico. Por lo tanto, si el presidente del Superior Tribunal obrara de conformidad con el pedido del escribano Arcioni, estaría cometiendo un ilícito. Me causa perplejidad, que como escribano y gobernador haya olvidado las reglas básicas del derecho y de las finanzas públicas. Puedo entender que el mandatario provincial esté mal asesorado y que se encuentre turbado por los aciagos momentos que nos toca vivir, pero es insólito que la principal figura institucional de la provincia me esté induciendo a vulnerar la ley”.

Respecto a las críticas que el gobernador efectuó al funcionamiento de la Justicia en Chubut, Vivas le responde: “es necesario recordarle al gobernador que en el actual contexto de pandemia, magistrados y funcionarios del Poder Judicial, mediante el sistema de teleconferencia o de modo presencial, cumplen con su tarea mañana y tarde, tomando audiencias, y dictando resoluciones, sentencias y medidas cautelares en materia de género, lo que ha quedado reflejado en la profusa información judicial que se difunde en medios periodísticos de nuestra provincia”.

“Le recuerdo una vez más al gobernador, que los empleados, funcionarios y magistrados integrantes del Poder Judicial no han percibido aún, en su mayoría, los haberes correspondientes a marzo del corriente año y tampoco saben cuándo los percibirán, por lo que la situación se torna insostenible. Lo insto a que regularice en forma inmediata el pago de dichos salarios”, sentencia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico