Volvieron a lanzar pirotecnia sin importarle lastimar a otros

Aunque su venta y uso está prohibido desde 2017, solo bastaron unos pocos segundos después del brindis de Año Nuevo para que el cielo de Comodoro Rivadavia se iluminara y los vidrios de viviendas retumbaran con el estruendo de fuegos artificiales lanzados por aquellos a quienes no les preocupa el daño que generan a personas con trastornos y mascotas.

Susana abrazaba a su hijo para tratar de atenuar su temor. Marcos llevaba a su sobrina a un rincón de su casa para intentar evitar que el ruido de los fuegos artificiales le generara pánico. Alejandro salía a buscar a sus perros que se escaparon cuando comenzaron los primeros estruendos. Escenas similares se repitieron durante los eternos minutos que duró el lanzamiento de pirotecnia en distintos puntos de Comodoro Rivadavia por los festejos de Año Nuevo.

Según denunció el Grupo de TGD Padres TEA (Trastorno del Espectro Autista), en la antesala de las fiestas de Navidad y Año Nuevo la venta de pirotecnia se estaba realizando por redes sociales y WhatsApp y la entrega se efectuaba de puerta en puerta.

Navidad fue un aviso de lo que sería Año Nuevo. Solo bastó con que pasaran unos segundos después de la medianoche para que las luces y sonidos de gran alcance desataran el caos.

Los barrios más alejados del Centro fueron donde los fuegos artificiales más se utilizaron. La cantidad de elementos de pirotecnia fue tal que también generó que se dispararan las alarmas de los autos.

El Grupo TGD Padres TEA sigue pidiendo controles más rigurosos para hacer respetar la normativa sancionada en 2017 por el Concejo Deliberante, aunque más allá de los controles que pueda realizar la autoridad, la situación depende sobre todo de aquellos que siguen comprando pirotecnia a vendedores inescrupulosos, sin importarles el daño que su uso provoca a personas que padecen determinados trastornos.

Si bien cada año significa que se renueven las esperanzas, la ONG tiene un nuevo desafío porque el Sindicato del Fósforo presentó un proyecto de ordenanza para vender pirotecnia bajo el eufemismo de “bajo estruendo”.

Fuegos Artificiales.mp4

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico