"Yo quería matar a Cristina Kirchner"

En el marco del juicio oral por el atentado a Cristina Kirchner, Fernando Sabag Montiel, uno de los procesados dio su testimonio y mostró su odio político hacia la expresidenta.

Fernando Sabag Montiel dijo en el inicio del juicio oral por el intento de homicidio de la ex presidenta de la Nación Cristina Kirchner que la clara intención era matarla y que su ex pareja, Brenda Uliarte, quería que eso ocurriera. “Yo la quería matar y ella quería que muera”, dijo Sabag Montiel al declarar en el proceso.

-¿El atentado en qué consistía?- le preguntó la fiscal Gabriela Baigún.

-Es claro, se contesta sola la pregunta- le contestó Sabag Montiel-: matar a Cristina.

La fiscal le repreguntó por el rol de Uliarte. “Yo la quería matar y ella quería que muera. Si bien en los chats decía que quería hacerlo, yo nunca le dije o le ordene a que lo haga. Nunca le di el arma para que lo haga. Ella quería ser más una espectadora del momento que una participe”, contestó.

Previamente había explicado los motivos de por qué quiso atentar el 1 de septiembre de 2002 contra la entonces vicepresidenta. “Creo que es un acto de justicia y no fue un acto en el que traté de favorecerme económicamente. Tiene una connotación mas profunda, mas ética, y mas comprometida con el bien social que otra cosa”, respondió.

Sobre el atentado Sabag dio detalles por primera vez. Contó que le apuntó a la cara y que estaba a 30 centímetros del rostro de la entonces vicepresidenta. “Gatillé una vez, no dos veces como se dijo. Y no le volví a dar recarga al arma porque fui interceptado. No tuve momento de salida o escape del plan. La distancia fue prudencial para tener un marco de poder llegar. Estaba a 30 centímetros”, relató ante el Tribunal Oral Federal 6 de Comodoro Py. “Solo era yo el que portaba el arma en el bolsillo de reverso de la campera. Una parte estaba en un bolsillo y el cargador lo tenía en otro. Brenda no tenía armas”, recordó.

Luego fue consultado por la Fiscalía sobre su detención. Sabag Montiel dijo no recordar mucho porque todo pasó muy rápido. “Esa iba a ser la primera vez que iba a matar a una persona. Todo pasa muy rápido, debe ser como un reflejo del cerebro que se desconecta. Cuando me agarran los manifestantes, los que me sacan son la gente seguridad de Cristina. Uno me propina un golpe que casi me saca el ojo. Y les decía `yo soy de ustedes`. lo dije para que no me peguen”. relató.

Fuente: Infobae

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico