A YPF le piden alternativas en caso de que SP desaparezca

Se realizó ayer en Comodoro Rivadavia una asamblea de trabajadores de la contratista. El martes irán a la administración de la operadora en Km 3. La empresa de servicios viene achicándose desde 2014 y en la actualidad está en quiebra.

Los trabajadores de SP tuvieron una asamblea con sus delegados en la base del barrio Industrial, donde evaluaron la historia reciente de la empresa que incluye el achique de equipos y de personal. Quieren llevar un informe el martes a YPF, su principal cliente, y solicitar garantías de estabilidad laboral a los operarios que no vayan al régimen de retiros voluntarios.
SP perdió el control del timón cuando el barril de petróleo cayó abruptamente, hecho que provocó la puesta en stand by de equipos de torre. Como sus principales clientes están en la cuenca del Golfo San Jorge, que exporta buena parte de su producción, comenzaron a estallar conflictos sindicales en distintos yacimientos.
SP Argentina tenía 1.100 trabajadores en su plantilla en 2014, pero en febrero de 2017 eran solo 520 entre las cuencas del Golfo San Jorge y la Neuquina (apenas 37 operarios están en territorio neuquino), informaron fuentes sindicales a El Patagónico.
Los equipos de torre que tenía trabajando SP eran 32 en 2014 y este año son apenas 10. El balance de SP a la fecha es de un equipo en Neuquén, seis en el norte de Santa Cruz y tres más en Chubut (un perforador para CAPSA, un workover para Sipetrol y un pulling para YPF).
SP también estuvo involucrada en la baja de equipos en áreas de Tecpetrol con trabajadores que sólo percibían un 70% del sueldo (sin horas taxi, entre otros beneficios). Los petroleros stand by fueron tema de discusión entre el Sindicato de Petroleros de Chubut y la empresa de Techint.
La realidad en 2014 de SP era que operaba con 32 equipos en las dos cuencas: cinco perforadores, diez workover, cinco pulling en Chubut; y doce equipos en Neuquén. Ese es el detalle que tiene el informe de los trabajadores de SP y que llevarán a la sede de YPF en el barrio General Mosconi el martes.

FUTURO INCIERTO
Entre diciembre del 2016 y enero de 2017, SP terminó de declarar abiertamente el concurso preventivo de acreedores. El informe del síndico estará listo el 18 de mayo de este año y el informe general para presentar ante la justicia saldrá con la fecha del 3 de julio.
Si SP desapareciera del mapa de contratistas de servicios especiales, nadie la reemplazaría. Entre los delegados y el contacto con los operarios siempre surge la preocupación de que este achique de la industria termine por instalar un esquema de flexibilización laboral más duro en Chubut.
Es así que mientras en Buenos Aires avanzan las Mesas de Energía -hoy a las 15 reúne a sindicatos, operadoras y gobierno provincial y nacional-, los operarios de SP piden una reunión para abordar sólo sus casos, buscar mecanismos a fin de garantizar los sueldos y la continuidad laboral e incluyen a las pymes regionales en esta discusión.
En los últimos meses de 2016 y en el arranque de este 2017, hubo trabajadores de SP que optaron por la desvinculación de mutuo acuerdo que terminó en conflictos. Un grupo acampó tres semanas hasta que la empresa cumplió con las indemnizaciones; otro llegó a cortar la ruta y hay varios casos de gente que sigue sin cobrar la totalidad del acuerdo.
El último grupo espera mañana tener novedades sobre sus indemnizaciones, las cuales garantizaría el gobierno de Chubut. La estrategia consiste en retenerle la facturación a SP y cada vez que una operadora cancela un pago este va a la caja de la Secretaría de Trabajo para derivar a las cuentas de los trabajadores.
Todos los grupos que se manifestaron en la base del barrio Industrial coincidieron en que hubo un mal manejo de la empresa que provocó su situación de quebranto, lo cual se tradujo en atrasos de sueldos, amenazas de despido y deudas con pymes regionales, entre otros aspectos que la llevaron al ahogo financiero y a la quiebra.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico