Alerta en toda la Cuenca por temor a los primeros despidos en masa

Ante la caída de la actividad, hasta ahora se vienen registrando desvinculaciones voluntarias o jubilaciones anticipadas, además de despidos "por goteo" en pequeñas empresas que cerraban. A cuatro días del final de la tregua entre empresas y sindicatos, que había sido firmado el 1 de febrero, con el aval de Nación, la crisis va creciendo. La reunión prevista para ayer en Buenos Aires pasó a cuarto intermedio hasta mañana.

Otra jornada de frustración para los trabajadores petroleros de la Cuenca del Golfo San Jorge y sus representantes gremiales. Ayer estaba prevista una mesa de negociación, pero pasaron a un cuarto intermedio para mañana en el Ministerio de Trabajo de la Nación. Los temas a tratar son la baja de equipos, la reestructuración productiva y las alternativas para evitar despidos.
Jorge Avila, secretario general del Sindicato Petroleros Privados Chubut, no asistió al encuentro en Buenos Aires. "YPF anunció por medio de cartas documento a todas las empresas la bajada de los equipos, en total son 15, lo que produce que el 31 de julio esto cambie", alertó ayer el dirigente chubutense en diálogo con El Patagónico.
Los equipos parados son diez de Pan American Energy, seis de Tecpetrol y dos de Enap Sipetrol. Todas las operadoras tienen equipos de torre fuera de actividad, lo que a largo plazo puede provocar un mayor número de mano de obra ociosa y la presión de las operadoras para reducir el volumen de operarios.
"Hay 500 personas que se sumarían a las que ya están en sus casas sin trabajo", según la afirmación de Avila. Ya son 51 los equipos en toda la Cuenca que están fuera de operación, confirmó el propio dirigente chubutense la semana pasada, por eso las últimas audiencias han fracasado.
Ayer hubo otra reunión en el Ministerio de Trabajo de la Nación, sin éxito. Tampoco se registraron progresos en los encuentros de la semana pasada en Comodoro Rivadavia y Caleta Olivia con referentes de la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) y de la Cámara de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE).
En Santa Cruz, el sindicato de base liderado por Claudio Vidal también manifestó su preocupación por la baja de equipos en la Cuenca del Golfo San Jorge. "Estamos en una situación complicada a nivel general, en todas las provincias petroleras, y la situación de SP es la problemática más fuerte. Tuvimos reuniones y nadie está garantizando la fuente laboral", dijo.
Vidal habló en una asamblea en Las Heras, con 200 trabajadores de SP (ex Key). "En otras empresas es distinto, en caso de baja de equipos, se pueden ir a otros equipos, pero a SP le quedan pocos equipos en la zona, nadie está en condiciones de decir que los trabajadores de SP van a trabajar 8 horas, por la poca cantidad de equipos que tienen", manifestó.
Sobrevuela en territorio santacruceño el temor de perder puestos de trabajo. "No debemos dejar que la operadora deje gente en la calle, no venimos a vender espejitos de colores, le planteamos a los compañeros la realidad, para SP no hay futuro según la operadora", expresó Vidal.
"Le pedimos que la empresa y la operadora que nos digan la verdad y en base a esa respuesta ver lo que hacemos. Tenemos un listado de los equipos que pararían, no hay decisión en firme todavía", sostuvo el dirigente petrolero de Santa Cruz, a los trabajadores de SP.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico