Brenda Vargas trató de incendiar el colchón de su celda en Rada Tilly

Autoridades policiales confirmaron que el viernes entre las 15:30 y las 16:30 ocurrieron en la comisaría de Rada Tilly dos incidentes en los que sendos presos intentaron prender fuego los calabozos. En el primer episodio estuvo involucrado Daniel "Pelado" Millapi, uno de los imputados por el violento asalto a la panadería "Barile". El otro fue protagonizado por Brenda Vargas, quien reclama su traslado a Trelew ya que en su actual lugar de alojamiento perdió beneficios carcelarios luego de haberle arrojado agua caliente a una policía.

El viernes a la tarde los únicos detenidos que tiene la comisaría de Rada Tilly, Daniel Millapi y Brenda Vargas, intentaron incendiar sus calabozos, pero los propios policías lograron sofocar el fuego con extintores.
Según informaron fuentes policiales, primero Daniel "Pelado" Millapi, procesado por el violento asalto a la panadería "Barile" de la avenida Kennedy en Comodoro Rivadavia, utilizó un cigarrillo para prender fuego papel de diario e intentar quemar un colchón en su celda.
Lo hizo como medida de protesta para exigir su traslado a otro centro de detención, ya que a diferencia de otros lugares de reclusión, en las comisarías los presos no tienen recreo ni actividades de esparcimiento.
No pasó ni una hora cuando Brenda Vargas, quien cumple arresto en otra celda de la comisaría de Rada Tilly también intentó prender fuego un colchón. Ayudada con un encendedor, quemó papeles, pero los policías apagaron el incendio rápidamente con un matafuego.
El comisario Cristian Beunza informó a El Patagónico que Vargas ya había protagonizado días atrás un grave acto de indisciplina en la comisaría al arrojarle agua caliente a una agente, por lo que se dispuso que será trasladada a una dependencia policial de Trelew.
Según Beunza, después de esa falta grave a Vargas no se le permitió más contar con un televisor dentro de su celda, por lo que la mujer exigía en los últimos días que su traslado a Trelew se hiciera de inmediato para volver a contar con ese y otros esparcimientos.
A fines de junio, el juez Alejandro Soñis ya le había confirmado la prisión preventiva a Vargas en una audiencia de revisión de la medida de coerción que venía cumpliendo. En esa audiencia se había informado sobre el incidente que la imputada protagonizó en la comisaría de Rada Tilly con una policía y se había solicitado su traslado a Trelew.
La Defensa en esa oportunidad presentó un certificado del Hospital Regional donde se dio cuenta de que Vargas transitaba la novena semana de gestación de un embarazo y en consecuencia se solicitó una morigeración de la medida de prisión.
El juez en esa oportunidad resolvió hacer lugar al mantenimiento de la prisión preventiva hasta la finalización del juicio que se llevará a cabo en su contra durante el 26 y 27 de octubre y ordenó su traslado a Trelew, el que hasta ayer todavía no se había realizado, "porque nadie la quiere recibir", según el comisario Beunza.
Es que al parecer la conflictividad en las relaciones interpersonales de Brenda Vargas no sería una buena carta de presentación en los centros de detención a los que pretenden enviarla.
Incluso en la alcaidía policial de Comodoro Rivadavia también ha tenido problemas con otras reclusas.
Vargas se encuentra detenida con prisión preventiva a raíz de una causa de amenazas. Según la imputación de la Fiscalía, el 11 de febrero, a las 19:25 llegó a una vivienda de La Cautiva 1.040, donde vive su expareja Francisco Ríos. Lo hizo con una pistola calibre 45 marca "Taurus".
De acuerdo la denuncia, le apuntó a la cabeza a Ríos desde unos dos metros y le dijo: "dame la plata o te vuelo la rodilla". La víctima había llamado a la policía a través de un teléfono para alertar de la situación y según el testimonio del remisero que la condujo hasta el lugar, Vargas ingresó a la casa y luego se subió al automóvil a esperar que le llevaran el dinero.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico