Das Neves contra la central nuclear: "dejan un desastre ambiental"

"Esta es una central nuclear que la quieren instalar cercana a Península Valdés, que es patrimonio de la humanidad. Nosotros nos vamos a oponer, seguimos con la misma postura", declaró el gobernador de Chubut.

Desde China, el gobernador rionegrino Alberto Weretlineck confirmó ayer que la quinta central nuclear de la Argentina se construirá en Río Negro y si bien no dio a conocer la localidad elegida, las posibilidades son Sierra Grande, General Conesa o Río Colorado.

Esta confirmación generó una inmediata reacción en Chubut, donde el gobernador Mario Das Neves había rechazado públicamente la posibilidad de que Nación impulse la nueva central nuclear en esta provincia o en alguna localidad cercana a la misma. Esta mañana, el mandatario chubutense volvió a referirse a la iniciativa y expuso nuevamente su repudio hacia este proyecto.

"Tenemos que mantener una posición consecuente con nuestra historia, nosotros no podemos avalar esto. Es como que a ellos no les interesa el territorio. Acá hay doble intención que tiene que ver con el uranio que tenemos nosotros en la zona de Cerro Solo, que es un bien buscado por todos los sectores", remarcó Das Neves en comunicación con Radio Del Mar.

"Sierra Grande fue minera y después dejaron 20 mil personas en la calle, esta es una central nuclear que la quieren instalar cercana a Península Valdés, que es patrimonio de la humanidad y un lugar histórico de nuestra provincia. Nosotros nos vamos a oponer, seguimos con la misma postura", sostuvo el gobernador.

Según describió el Gobierno de Río Negro la construcción de la planta de energía nuclear demandará la contratación de unas 4.000 personas, de los cuales unos 800 operarios arribarán a la Argentina desde otros países del mundo.

"Nosotros ya demostramos lo contaminante que es y además esta es la actividad económica que más ha echado gente en lo que va del año y medio. Tiene problemas con el agua y en todos lados donde está. Hay que buscar la alternativa. No enloquecerse, porque traen la inversión y nos dejan un desastre ambiental", afirmó.

"Hay algo que muchos dicen y es que ´vienen por el agua´, y sí, cuando uno ve el mapeo general y mundial nosotros somos una zona privilegiada por el agua y no queremos que la contaminen. Queremos que sea para la vida y no para hacer negocios", finalizó el gobernador.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico