El hombre que se llevó una notebook de Garbarino dice que lo hizo porque el local le debe dinero de un reintegro

Gonzalo Reales quiso comprar el 6 de julio una computadora y un teléfono celular en Garbarino, pero pidió anular la compra de la notebook ya que superaba el monto diario habilitado por su tarjeta de débito. Le anularon la operación por la computadora y se llevó el teléfono celular tras abonarlo con efectivo. Sin embargo, desde ese día ha ido a reclamar la devolución de los 8.648 pesos de la compra debitada de su tarjeta y todavía no se lo acreditan a su cuenta. Argumenta que el miércoles le dijo al encargado que le diera el dinero o la computadora y que le respondieron que el dinero no se lo darían. Entonces tomó la computadora exhibida y se la llevó. Después recapacitó y la entregó en la comisaría donde denunció su situación. "Fue un momento de bronca, me siento estafado", explicó ayer a este diario.

Gonzalo Reales es un trabajador petrolero y el 6 de julio adquirió una computadora en la sucursal de Garbarino de 25 de Mayo y San Martín, donde asegura que siempre compra con débito o al contado.
Explica que por un tope en su tarjeta pidió anular la compra de la notebook y que se llevó un teléfono con efectivo.
La devolución del dinero por la computadora todavía no se efectiviza en sus cuenta y afirma que se cansó de reclamar en el local.
Así, relata que el miércoles les advirtió que si no le daban el dinero que le correspondía o la computadora que había comprado, iba a tomar una de las que estaba en el mostrador. Le dijeron que la plata no se la iban a dar y narra que tomó una computadora y se fue.
Ayer fue noticia en este diario el hurto de la computadora. Pero se desconocía hasta allí el trasfondo de la actitud que había tomado el joven. Por eso Gonzalo ayer en la redacción de esta diario contó su mala experiencia con ese comercio.
"Me pasa primero el débito por la computadora, eran 8.648 pesos, y el celular eran como 7 mil pesos. Me dice que el monto de la tarjeta era de 10 mil pesos. Entonces mi señora me dice llévate entonces el celular, es más importante. Entonces le digo devolveme la plata de la compu y me llevo el celular", contó Gonzalo sobre aquella transacción que después le trajo dolores de cabeza.
"Bueno me dice el muchacho, me pasa el débito, me hace la devolución, me da el ticket y en el ticket dice devolución a confirmar. Que lo tengo. En 48 horas se te va a reintegrar la plata. 'Bueno te compro el celular al contado' le dije. Fui al cajero y le compré el celular con plata. Y tuve que comprar otro porque no me alcanzaba el que yo quería. Pasan las 48 horas y me dice 'vas a tener que esperar que justo ese día andaba mal el sistema'", graficó.
"Voy hago el reclamo, resulta que Garbarino nunca me había depositado la plata. La cosa es que me dijeron que en cinco días hábiles se te hace la devolución a tu cuenta. Pasan los cinco días y me llama el encargado, yo estaba laburando en el campo, me llama, me pide mis datos del banco, 'sabés que hable con el banco y me dijeron que tu plata está trabada en el banco'", describió sobre las idas y vueltas con la devolución del dinero que hasta ayer no había recibido aún.
"Me dice la chica del banco, el reclamo te lo vamos a hacer el viernes, seguramente el lunes va a estar tu plata. Me voy a Garbarino, vengo a ver el tema de plata, y me dicen que van a llamar al Banco Francés de Buenos Aires, y desde allá le dicen 'acá no hay ningún reclamo'. Cómo que no hay ningún reclamo. 'Me tomás el reclamo' le pide. Si le dicen, el muchacho no tiene ni un peso, le dice. Y cuánto va a tener que esperar, y unos 20 días hábiles le dicen. Me calenté. El problema es de Garbarino y del banco", cuestionó Gonzalo.
"El gerente de ellos me llamó y me dijo veinte a Garbarino y te vamos a devolver la plata en la mano. Mentira, fui un montón de veces y jamás me dieron la plata, el gerente se escondía", denunció ayer públicamente.

"NO FUE UN ROBO, FUE UN ACTO DE BRONCA"

Sobre la situación que protagonizó el miércoles describió: "llego y le digo dame la plata o la computadora que te compré. Si vos la plata me la sacaste. No que no puedo, como que no, si me sacaste la plata, dame la compu que te compré. 'No te metas en quilombos', me dijo el chabón. Y le digo, o me das la compu o te arranco una de la mesa. Corta, yo quiero mi plata o la compu. Y me dijo no, 'la plata no te la damos'. Listo, fui y le saqué una computadora", contó Reales. Ayer eso fue noticia.
"Le saqué el seguro y le dije yo necesito comer, ¿Qué le voy a llevar a mi familia? Yo no tengo un peso, abrí la cuenta de mi banco y le mostré, mira 16 pesos tengo. Tampoco salí corriendo, porque no fue un robo, fue un acto de bronca, es más yo fui a la (Seccional) Primera, tengo la denuncia, el mismo día", explicó.
"Fui a la comisaría y dije quiero hablar con el oficial, tuve un momento de bronca porque no me devuelven la plata de tanto días. El oficial me dijo 'actuaste mal no tendrías que haber sacado la compu, pero te entiendo'. Le dije: hace 30 días que estoy pidiendo mi plata, son casi 9 mil pesos, son míos, ¿Por qué los tienen que tener ellos? Fui entregué la computadora y me dijo el policía que vaya a Defensa del Consumidor".
Gonzalo además de estar indignado por la situación, se molestó porque dijo que quisieron tenderle "una trampa" desde Garbarino. "No me dan ninguna solución encima ayer (miércoles) me pusieron una trampa. Me llama por teléfono (el encargado) y me dice 'te vamos a dar la plata en mano, trae la computadora'. A las 3 de la tarde caí, dejé la computadora en el coche. Y les digo dónde está plata, 'no no está, era mentira era para que te agarre la policía'. Me querían meter preso. Yo no soy chorro. Tengo un buen laburo, fue un momento de bronca de algo que me corresponde, de algo que me sacaron ellos", insistió.
"Yo quiero mi plata. No está bien ir y sacar algo ahí, quiero mi plata o la computadora que compré", exigía ayer Gonzalo.
"Yo jamás le toqué nada a nadie. No necesito robarle nada a nadie. Fue un momento de bronca, me siento estafado", insistió en denunciar ante este diario.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico