El precio del "barril criollo" fue eje de la discusión entre sindicatos y petroleras

Los precios que se manejan para el petróleo a nivel interno y externo tuvieron un importante análisis. "Chubut levantó la producción en los últimos dos años y eso hoy es un castigo", dijo el sindicalista Jorge Avila.

Los petroleros atravesaron ayer una nueva jornada de reuniones y contactos telefónicos con las empresas, que incluyeron a Pan American Energy (PAE), Tecpetrol y ENAP Sipetrol, en tanto hoy será el turno de YPF. Se suma un encuentro con el ministro de Trabajo nacional, Jorge Triaca (h).
Uno de los planteos más recurrentes en la jornada de ayer fue la brecha del "barril criollo" entre Chubut y Neuquén. Esto es porque el crudo Escalante tiene un valor de 54,90 dólares, mientras que el Medanito de la cuenca neuquina posee un precio de 67,50 dólares. La diferencia de más de 12 dólares encendió el debate ayer.
"Si un barco llega y carga petróleo de Neuquén, se paga a 33 dólares el barril y el petróleo de Chubut se paga a 29 dólares", indicó el sindicalista que conduce a los petroleros privados, Jorge Avila, en diálogo con El Patagónico.
El gremio plantea que la diferencia en los contratos con compradores extranjeros también tenga un reflejo para el "barril criollo", ya que "con un barril Escalante a 60 dólares nos alcanza", agregó respecto del precio ideal para que las empresas tengan un margen de rentabilidad para sostener el negocio en la cuenca.
"Chubut levantó la producción en los últimos dos años y eso hoy es un castigo. Ese sobrante es lo que pone en riesgo 5.000 puestos laborales en la cuenca del Golfo San Jorge", apuntó Avila.
Los gremios petroleros entienden que si las petroleras del golfo vendieran a mayor precio interno el crudo, podría compensarse lo que las empresas del sector dejarían de exportar sin un impactante recorte de la producción: el 30% de la producción de Chubut se destina a los mercados extranjeros.

ANTES Y AHORA
"El petróleo no está subsidiado con plata del Estado nacional, sino con la de los argentinos que lo pagan en los surtidores con los precios de los combustibles", criticó Avila. Así, recordó los tiempos de retenciones móviles, ya que cuando el precio internacional era de 110 dólares, el interno era de 60 dólares y el resto lo capturaba la caja del Ejecutivo nacional.
Al mismo tiempo que los chubutenses buscan una salida a través de los precios internos para sostener los empleos, en Neuquén hacen lo propio con el gas natural -si bien la situación allí es tensa, el conflicto no está candente-. El gobernador de esa provincia, Omar Gutiérrez, confirmó una reunión con el ministro de Energía, Juan José Aranguren, para discutir el precio del gas convencional.
Toda esta semana habrá contactos formales e informales entre sindicatos y empresas de la cuenca San Jorge en Buenos Aires, para cerrar el lunes un acuerdo que garantice la paz social en la cuenca. "En términos generales las negociaciones son duras. Lo que buscamos es que se pueda articular algo que les sirva a todos", describió Avila.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico