En un sobrevuelo se detectó el descontrol de tomas de agua en la cuenca del Senguer

El derroche es producto de la falta de planificación, regulación y proyección de cuidado del recurso. Los vecinos autoconvocados volaron en busca de pruebas fotográficas para exigir mayor intervención del Estado.

Las tomas de agua del río Senguer fueron el objetivo de un sobrevuelo de más de cuatro horas en toda la cuenca, realizado ayer con el impulso del grupo de Autoconvocados de la Cuenca del Senguer. Las imágenes muestran derroches de campos y estancias porque no son un trabajo planificado, regulado y pensando en el cuidado del recurso.
El trabajo estuvo encabezado por Ariel Ñancucheo y otros referentes autoconvocados.Los acompañó el diputado provincial Manuel Pagliaroni (Cambiemos). "Se deben tomar medidas urgentes porque la situación es muy crítica", dijo el legislador en conferencia de prensa en Sarmiento.
"Algunas tomas, aunque son pocas, están autorizadas pero tampoco en esos casos hay un control del agua que se utiliza, por lo cual es imperioso que las autoridades que correspondan tomen cartas en el asunto, ya que hay cursos de agua que directamente se están secando", manifestó.
La intención fue recorrer toda la cuenca, incluyendo los arroyos Genoa, Apeleg y otros afluentes, para verificar las denominadas "sustracciones de agua" que existen a lo largo de todo este ambiente. Registraron fotografías para mostrar las tomas de agua que condicionarían el caudal de curso de agua del río Senguer.
El grupo recorrió el valle de Sarmiento donde observaron una similar cantidad de derroches de aguas, al igual que bañados y lagunas. Por último, recorrieron los márgenes del lago Colhué Huapi para mirar en detalle la erosión que ha provocado una severa reducción del espejo de agua.
El ingeniero Ñancucheo explicó que muchas de las tomas se manifiestan como proyectos de riego pero en realidad son modelos de extracción que derrochan agua. "Hay legales como ilegales pero tienen en común es que no son proyectos de riego. Son tomas de agua para tirarlas sin criterio en el medio del campo", indicó.
El técnico dijo que de persistir este panorama la región sufriría más la sequía y la habitabilidad sería imposible.
Consultado si se trata en todos los casos de tomas ilegales, dijo que las legales son del entre 10 y 15%. "En estos casos hay productores que quieren hacer bien las cosas y son perjudicados porque no tienen agua. El 90% de los productores tiran el agua y el Estado no está presente".
"Esto –agregó Ñancucheo- genera una situación tétrica en toda la cuenca, y creemos que son responsables tanto el gobierno provincial, el Instituto Provincial del Agua, como el Estado municipal porque durante muchos años no se ha hecho nada para el control del recurso en la cuenca". Y puso como ejemplo al Colhué Huapi y su sequía extrema.
el comite se reune EN COMODORO
A esto, el Consejo de gobierno del Comité de Cuenca del Río Senguer llamó a una asamblea extraordinaria para mañana en Comodoro Rivadavia. Allí, el administrador del Instituto Provincial del Agua, Gerardo Bulacios, hará una presentación de las obras en los lagos Fontana y Musters y en el falso Senguer.
Entre los objetivos de este encuentro figura la renovación de un padrón de productores que tengan permisos de uso de agua pública. Además, se describirá sobre las perforaciones en la zona de canal Colhué Huapi que contribuyan a paliar la situación de los productores del valle de Sarmiento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico