Intentó ingresar marihuana a la alcaidía en 20 globitos de agua

A las 18 de ayer, Enzo Uranga se disponía a visitar a su hermano -detenido por el homicidio de un ciudadano boliviano ocurrido el año pasado durante un robo-, cuando fue sorprendido por la requisa de la alcaidía policial. Intentaba ingresar 28 gramos de marihuana en 20 globitos de agua. Los escondía entre sus genitales, pero los celadores lo descubrieron y quedó a disposición del Juzgado Federal. Ya está en libertad.

Enzo Uranga fue puesto a consideración de la Justicia Federal, ayer a la tarde, por intentar ingresar marihuana a la alcaidía policial.
Según informó la policía, la requisa del centro de detención logró sorprender al joven en su intento de ingresar 20 bombitas de agua con marihuana ocultas entre los genitales.
El joven de 19 años, detenido en febrero último por un violento robo en Roca al 1.500, llevaba entre los genitales 20 globitos de agua de distintos colores con más de un gramo de marihuana cada uno, que pesaron un total de 28 gramos.
El segundo jefe de la alcaidía policial, Omar Martínez destacó la tarea de los celadores que trabajaron en la requisa y lograron descubrir la sustancia prohibida que intentaba ingresarse a uno de los acusados por homicidio.
Enzo Uranga, ayer en el segundo turno de visitas en la alcaidía policial, sobre las 18 fue descubierto en plena maniobra delictiva.
Iba a visitar a su hermano Nahuel Uranga, acusado del homicidio de Oscar Torrico, el albañil de nacionalidad boliviana asesinado el 11 de noviembre de 2015 en el barrio Moure después de haber descendido de un colectivo en el que volvía de su jornada laboral.
Uranga que se encuentra bajo prisión preventiva está imputado de "homicidio en ocasión de robo" en calidad de autor, con una pena en expectativa en caso de declararse penalmente responsable de 12 años de prisión.
Ayer su hermano no quedó detenido por la maniobra que tiene un agravante y que será investigada por el Juzgado Federal, pero quedó notificado del delito que se le imputa y fue dejado en libertad.
Para los celadores, que la droga fuese envuelta en las gomitas, se debe a un modus operandi que utilizan los presos en el interior de la prisión para esconder la sustancia. Es que ante una eventual requisa, los reos se tragan las gomitas y luego las defecan, tal como lo hacen los "mulas" que transportan droga.
En el procedimiento trabajó personal de Drogas Peligrosas del Chubut que comprobó con reactivos químicos que se trataba de marihuana.
Enzo Uranga pretendía visitar a su hermano detenido en el pabellón 2.
En la actualidad en la alcaidía policial hay alojados 97 presos por distintos tipos de delitos del fuero penal provincial y fuero federal.
A Enzo Uranga la policía de la Seccional Quinta lo detuvo en febrero último por un violento asalto a un joven al que lo apuñalaron en un brazo para robarle la gorra, la campera y el teléfono celular.
Uranga fue detenido por la víctima y sus familiares cuando lo sorprendieron caminando con la gorra de la víctima puesta y le dieron una paliza. Fue en Francisco Behr al 1.600. Tenía el cuchillo utilizado en el robo y fue entregado a la policía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico