Iván Fernández renunció al gabinete de la Provincia tras ser condenado en un juicio

El ex intendente de Lago Puelo fue condenado ayer por el delito de "negociaciones incompatibles". Fue por contratar los servicios de una empresa que pertenecía a un funcionario municipal. En cambio, resultó absuelto por "incumplimiento de los deberes de funcionario público". Después del fallo, renunció al cargo que ocupaba en la Unidad Ejecutora Provincial.

Iván Norberto Julián Fernández presentó ayer al gobernador Mario Das Neves su renuncia al cargo que desde el 10 de diciembre cumplía como titular de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP). Fue ayer al concluir el juicio oral y público que se desarrolló en su contra desde fines de mayo en los tribunales penales de Esquel y en el cual resultó condenado.
La sentencia del juez Martín O'Connor incluye la "inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos públicos", indica el fallo. Sin embargo, el ahora ex funcionario provincial fue absuelto por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público por el que también estaba acusado.
El delito de negociaciones incompatibles por el que fue condenado se registró durante su gestión 2007-2011 como intendente de Lago Puelo. El fiscal Oscar Oro lo imputó por ilícitos ocurridos entre 2008 y 2009 cuando Fernández conoció y permitió que la Municipalidad contratara a Nelson Cid. Este último era empleado de la administración pública provincial y trabajaba adscripto al municipio.
Según la acusación efectuó trabajos particulares, reconocidos y pagados por la Municipalidad en al menos 21 operaciones que se documentaron. Es decir que el Ejecutivo municipal pagó a Cid como si se tratara de un particular cuando en realidad era trabajador del Estado.
En ese marco, el juez entendió que Fernández debió velar por la absoluta transparencia de las contrataciones realizadas por la comuna y en este caso no se acreditó que se hubiera implementado procedimientos que aseguraran esa transparencia.
En su fundamentación O'Connor sostuvo: "no abrigo duda alguna de que Manuel Nelson Cid prestaba funciones en el área de Turismo de la Municipalidad de Lago Puelo". Además constató 22 notas rubricadas por Cid.

PRUEBA DECISIVA
El juez indicó que la prueba documental "fue decisoria en este caso" y que la Municipalidad y el propio jefe comunal "conocían perfectamente" que Cid dirigía notas como Director de Turismo.
Mientras, José Julián Ripa, defensor del ex intendente, contrarrestó esa prueba con testimonios que sostuvieron que Cid nunca fue designado como funcionario municipal y que no recibía ninguna remuneración del Ejecutivo.
Para el magistrado "si una persona ajena a la repartición se hubiera hecho pasar por un director de Turismo a espaldas de la máxima autoridad municipal, es inverosímil que esto no hubiera despertado la alerta en un municipio de las características de Lago Puelo".
A criterio del juez, el ex intendente debía haber tomado estrictos recaudos para garantizar la transparencia que busca la ley. "Lo relevante aquí es que el intendente no guardó la debida imparcialidad al momento de contratar", puntualizó.
Fernández fue condenado a la pena de un año de ejecución condicional, más inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos públicos. El ex intendente podría presentar un recurso ante la Cámara Penal para que revise la decisión.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico