La agenda de la Mesa de Energía estuvo marcada por precios, pymes y tecnología

Chubut insiste en que el crudo Escalante es castigado y que el precio está subvaluado, sin embargo hay optimismo en llegar a un punto de acuerdo con ese tema y también con el gas.

La reunión fue en el noveno piso del Ministerio de Economía, con el oído bien preparado del ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren. Los sindicatos petroleros y las operadoras reclamaron al Estado nacional y a la vez discutieron entre ellos los temas pendientes para sostener la actividad.
Las últimas declaraciones de Jorge Ávila, secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de Chubut, no fueron optimistas. En Radio del Mar había dicho que despidos iba a haber ante la imposibilidad de muchas pymes de superar la caída de la actividad con las cuadrillas actuales.
"Queremos cerrar un conjunto de acuerdos que hagan viable la actividad", dijo el ministro de Hidrocarburos de Chubut, Sergio Bohe. El funcionario, que estuvo en representación del gobernador Mario Das Neves, destacó en tono conciliador el esfuerzo de cada parte para tener empatía y avanzar.
"Estuvimos hablando en torno al 'export parity'; no puede haber un precio preferencial que castigue a la cuenca del Golfo San Jorge. No hay razón para estar cinco dólares abajo del Medanito", afirmó. Es en relación a la medida del gobierno nacional que ubica al petróleo neuquino en 55 dólares el barril y al chubutense con un piso de 47 dólares.
En el gobierno del Chubut sienten que la excusa de un petróleo pesado, viscoso y de 24 API promedio le sirve al gobierno nacional para planchar el valor del crudo Escalante. Esto afecta la recaudación de las regalías puesto que las operadoras han vendido el petróleo chubutense en el mercado interno a un precio muy devaluado.
No sólo el petróleo Escalante está en la agenda, también se habla mucho de un precio especial para el gas natural de Chubut tal como pasa con el petróleo no convencional de Loma Campana, en Neuquén.

EMPRESAS REGIONALES
Las reuniones de la Mesa de Energía serán todos los jueves de febrero a las 15, para reunir a los principales actores de la industria con enclave en Chubut: los sindicatos de petroleros convencionales y jerárquicos, las operadoras petroleras, la cámara de operaciones especiales y los gobiernos nacional y provincial.
Un actor que destacó por su participación fue la Cámara de Empresas Regionales de Servicios Petroleros. Su presidente, Esteban Núñez, representó a las pymes que son el eslabón más golpeado en esta crisis. Sin embargo, rara vez expusieron sus problemas públicamente.
La idea del gobierno provincial es regularizar aquel plan para que las operadoras tengan un mínimo de contratación de empresas regionales, siempre supeditado a la capacidad del empresariado para prestar los servicios más importantes, especializarse en nuevas cosas y cubrir las vacantes más críticas. Hay 160 pymes petroleras registradas en Chubut.

MODERNIZAR LA CUENCA
La Mesa de Energía contó con primeros mandos de las empresas Pan American Energy, YPF, Enap Sipetrol, Tecpetrol y Capsa. Con ellas, según las características geológicas de sus yacimientos, quieren incorporar nueva tecnología que haga más eficiente la producción de hidrocarburos en una cuenca centenaria.
"Lo venimos charlando porque habrá que meter tecnología para mantener la productividad", dijo Bohe, consultado por este medio. Los sindicatos están dispuestos a discutir el tema tecnológico siempre que no signifique caída en los puestos laborales; por eso piden capacitación.
Mientras tanto, el gobierno provincial apunta a fomentar la cuenca y atraer inversores privados con proyectos nuevos vinculados a la industria.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico