La crisis petrolera impacta en los comercios con alerta de despidos

"Vemos que hay especulación de empresarios, por las dudas echan gente", apuntó Matías Silva, integrante del Centro de Empleados. Mientras, la Cámara de Comercio, a través de su presidente Alexis Tögel, expresó la preocupación de los comerciantes de Comodoro Rivadavia por la caída de las ventas y su repercusión en las fuentes de empleo. En supermercados parte del personal tomado de refuerzo para las fiestas de fin de año no quedó luego como personal de planta a diferencia de otras temporadas.

Menos ventas, argumentan los empresarios. Inestabilidad laboral, señalan en el sindicato. La crisis del sector petrolero empieza a generar incertidumbre en el comercio comodorense, donde ya hay rispideces entre las cadenas nacionales y los comerciantes locales con el Centro de Empleados de Comercio (CEC).
"Vemos que hay especulación de parte de los empresarios, por las dudas echan gente", apuntó Matías Silva, referente del sindicato. "Los supermercados han contratado refuerzos para las fiestas. Y si antes mucha gente quedaba efectiva, este año nos avisaron que no va a quedar ninguno".
En la sede del CEC llegan muchos trabajadores para consultar sobre los seguros de retiro y de liquidación final del sueldo. El de los supermercados fue una de las ramas económicas que más ganó en los últimos años, con elevadas ventas y mayor diversificación -venden desde alimentos y bebidas hasta electrodomésticos-.
El gremio tiene varios frentes conflictivos además de los supermercados, entre ellos con comercios de origen local con las condiciones laborales. Además, en un hipermercado de la construcción mantienen audiencia por despidos sin causa. El sindicato se prepara así para afrontar un año duro vinculado a la crisis petrolera.

"SE SINTIO UN ESTANCAMIENTO"
La percepción de los empresarios comodorenses es la de estancamiento. Luego de participar en varios encuentros con comerciantes locales en la Cámara de Comercio de Comodoro Rivadavia, su presidente Alexis Tögel señaló que muchos esperaban una fuerte baja, pero en enero no vieron una reducción muy grave.
"Había una visión negativa a fin de año y esperaban que fuera peor, pero fue leve descenso de las ventas", describió Tögel en comunicación con El Patagónico, quien adelantó que preparan un informe sobre las ventas por unidad, dado que las ventas en pesos corrientes están abultadas por la inflación.
"Seguimos haciendo relevamiento, contactándonos con comerciantes en persona para conocer sus inquietudes, en qué temar trabajar o qué podemos hacer", repasó. "Estamos con el área de Economías Regionales de CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa), en Buenos Aires, para ver si presentamos una nota sobre la crisis petrolera y que el reclamo llegue a más gente desde distintos sectores".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico