La incógnita se mantuvo hasta el pitazo final

El misterio dentro del PJ-FpV persistió hasta la hora de vencimiento del plazo. Bloque quebrado. Soldados que huyen. El que sugirió el nombre. Llamados por teléfono y reuniones. Una boleta 100% sindical. La jugada del "Tano". En la Legislatura vuelven a calcular votos. Ajeno a todo, un concejal solo tiene tiempo para los cosméticos.

Costó, pero se armó
La lista que impulsó Carlos Linares, con Ricardo Fueyo como precandidato a la diputación nacional, parece que no fue muy meditada, sino más bien surgió como un impulso. Y obviamente generó muchos problemas internos. Incluso hasta el mismo sábado por la noche hicieron pensar que la lista finalmente no iba a poder presentarse.
El primer cimbronazo se hizo público en el salón de fiestas La Fábrica, donde el viernes por la noche el intendente encabezó una cena-reunión con los 1.500 fiscales que habitualmente trabajan en cada elección. En el encuentro, Linares confirmó que el precandidato de su lista iba a ser Ricardo Fueyo, exconcejal por la Alianza y con cuna en el Partido Intransigente del "bisonte" Oscar Alende, allá por los albores de la democracia.
El intendente remarcó la importancia de esta elección, en la que sostiene se ponen en juego los dos modelos, el del gobierno nacional actual y el del anterior. Y ganó los aplausos cuando mencionó a Cristina Fernández de Kirchner como la única conductora, pero no pudo evitar la desilusión de varios cuando certificó que Fueyo era el elegido.
Entre los que se levantaron de las mesas y se fueron, dicen, estaba el concejal Guillermo Almirón, para nada conforme con llevar a un extrapartidario como cabeza de lista.

El bloque quebrado
La molestia del viernes motivó una posterior reunión en la casa de la concejal Adriana Casanovas, donde varios ediles del FpV dejaron en claro que tampoco acompañaban la decisión del intendente de llevar a un "no peronista" como precandidato. Más allá de reconocer los valores personales, políticos y la trayectoria de Fueyo, los concejales peronistas se comprometieron a hacer todos los esfuerzos para tratar de convencer a los responsables del armado de la lista de que podían llevar a un extrapartidario, pero nunca como cabeza de lista.
Los esfuerzos fueron en vano porque, pese a que durante gran parte del sábado la posibilidad de que se cayera la lista estuvo presente, Linares, junto con José Arrechea, Norberto Yauhar y Carlos Eliceche -los referentes principales del Frente de Agrupaciones Peronistas-, pudieron cerrarla y presentarla entre las ocho boletas que finalmente se inscribieron por el FpV al filo del cierre del plazo.

Más deserciones
Para el armado de esa lista, el Frente de Agrupaciones Peronistas también tuvo que vencer otras resistencias que, en este caso, se registraron en el Valle. Inicialmente, la compañera de fórmula o mejor dicho la precandidata número dos, junto a Fueyo, iba a ser la diputada provincial Alejandra Marcilla de Puerto Madryn. Dicen los que conocen la interna de esa ciudad, que Marcilla se bajó cuando en la lista de Néstor Hourcade se anotó Mabel del Mármol.
La precandidata dos de la lista del "Hacha" Hourcade proviene del sector del exviceintendente madrynense durante la gestión de Carlos Eliceche y tiene un nivel de manejo interno considerable en la ciudad portuaria. En vista a esos antecedentes y a que tampoco le cerraba el acuerdo, Marcilla se bajó.
Lo mismo sucedió con la otra diputada, Estela Hernández, quien en principio era la segunda alternativa junto a Fueyo. También declinó el convite cuando se enteró que su referente, el mercantil trelewense Alfredo Béliz, finalmente presentaría lista alternativa. Así se llegó al nombre de Silvia Pecci para la fórmula con Fueyo. Pecci es referente de derechos humanos y empleada legislativa. Habría sido acercada a la boleta por Blas Meza Evans.

El padre de la criatura
En esas horas de tanto vértigo en el cierre de listas en el PJ, dicen que quien gastó más dinero en llamados por teléfono fue el viceintendente Juan Pablo Luque. Es que todo parece indicar que fue él quien le sugirió a Linares el nombre de Fueyo. La posibilidad de que el extitular de Chubut Deportes sea el precandidato impulsado por Linares comenzó a manejarse luego de que el primer elegido, el exministro de Hidrocarburos, Ezequiel Cufré, declinase el ofrecimiento.
Luego de ver el panorama interno y amparado en el pedido de otros dirigentes y de las bases para "no entregar" la elección, en el Ejecutivo municipal comodorense se decidió pasar a manejar alternativas. El nombre de Fueyo, luego de la declinación de Cufré -y cuando Linares parecía que se encaminaba a apoyar indirectamente a Béliz-, fue acercado como posibilidad por el viceintendente.
La idea iluminó la cara del jefe comunal, quien se puso a trabajar en el frente interno de la Federación para ver si había acuerdo. Cuando lo obtuvo, se cerró la postulación de Fueyo, que ya venía colaborando con el Ejecutivo en tareas vinculadas a la remediación de la catástrofe provocada el temporal de lluvia de marzo y abril.

El negociador
Otro que como Luque gastó mucho en celular fue el presidente del PJ, Ricardo Mutio, quien de alguna manera, junto con el propio intendente Linares, fue quien trató de acercar posiciones para en principio cerrar la lista y luego reunir detrás de ella a la mayor cantidad de fuerzas de la Federación de Agrupaciones.
Con el presidente del bloque de diputados provinciales, Javier Touriñan, claramente definido en sostener la precandidatura de su colaborador, Néstor Hourcade, prácticamente no hubo contactos ya que pese a los llamados recibidos el diputado se negó a tener reuniones para bajar la lista y sumarse a la de Fueyo.
Mutio fue quien en Trelew, durante toda la jornada sabatina, no solo habló por teléfono sino que también tuvo varias reuniones en las que si bien pudo cerrar la lista, no logró que Hourcade bajara sus pretensiones. Es más, envalentonado por la situación, el dirigente mercantil finalmente decidió presentar su boleta.

Petroleros también se anotó
La presentación de la lista de Fueyo también determinó que Petroleros Privados finalmente hiciera lo propio con una fórmula del gremio, cuya boleta encabezará el vocal Leandro Moyano y que se terminó completando con otros dirigentes o allegados al sindicato.
Convencido de que la advertencia pública que había hecho, en cuanto a que tenían que ser escuchados en el armado de una lista unificada, el dirigente petrolero Jorge Avila no se preocupó mucho en trabajar esa boleta alternativa, ya que pensaba que pese a que se había caído el nombre de Cufré, los iban a consultar.
Como Linares, molesto por el posicionamiento asumido por Avila, siguió adelante con la propuesta de Fueyo sin consultarlo, se llegó al sábado cuando el dirigente petrolero tuvo que buscar nombres para cerrar la boleta propia.
Así rodeó al vocal elegido, que en realidad no pensaba presentar como precandidato, con otros trabajadores, delegados o familiares de ellos, como Karina Lirio, Carlos Barrera -que es el más reconocido de la lista ya que es concejal de Sarmiento- y Fabiana Quiroga, delegada de Geovial.
Una lista cien por ciento petrolera, que habrá que ver si logró presentar el número de avales necesario.

Apareció el "Tano"
Otro que sin aparecer mucho en escena jugó en el armado de las listas es el exintendente Néstor Di Pierro. El actual vocal por Chubut en YPF sería -según los comentarios que se generaron en los ámbitos del PJ como por las redes sociales- quien terminará bancando económicamente gran parte de la postulación de su tocayo Néstor Hourcade.
Di Pierro, que había dicho que iba a jugar la interna dentro del peronismo y no con el frente electoral del gobernador, decidió no acompañar la lista impulsada por su exviceintendente y "amigo de la vida", como lo define a Linares, y se sumó como respaldo a la del exsubsecretario de Asuntos Municipales de la provincia.
Con este apoyo, ya sea político o económico, el exintendente cumple su palabra, la de jugar dentro del PJ, pero directa o indirectamente le es funcional a la propuesta central de Chubut Somos Todos que no es otra que limar la figura de Linares, no de cara a esta elección, sino y sobre todo a la de 2019.

¿Y el pliego?
El pliego de la camarista comodorense Graciela Mercedes García Blanco para llegar al Superior Tribunal de Justicia se tratará mañana en la Legislatura. Con todo lo que se habló en el cierre de listas del PJ y algunos acercamientos inesperados, como el de Di Pierro al diputado Javier Touriñan, surgieron ciertas especulaciones respecto a algunos votos que podrían sumarse a los 17 que ya tiene Jerónimo García -de Chubut Somos Todos- en apoyo al pliego.
Para que el pliego sea aprobado se necesitan como mínimo 18 votos, pero pese a esos acercamientos que se registraron en el cierre de listas del PJ, el número sigue siendo difícil de alcanzarse. Sobre el tema, para terminar con las especulaciones, el propio Touriñan dijo que a esta altura del partido el cambio de algún voto generará, como mínimo, mucha sospecha.
El exministro de Gobierno fue el primero en expresar el rechazo al pliego. Planteó que el mismo surgió "de un acuerdo entre el gobernador y Di Pierro, que no pertenece al justicialismo sino al oficialismo". Ahora, pese al apoyo del exintendente a la lista de Hourcade, Touriñan mantiene su postura.
El voto que faltaba en la Legislatura, decían, era el del petrolero Carlos Gómez, que habrá que ver qué hace ahora, luego del claro quiebre del gremio con la conducción política del intendente Carlos Linares.

Ocupado con los cosméticos
El viernes se desarrolló en Comodoro una nueva movilización de vecinos en contra del tarifazo promovido por la Sociedad Cooperativa Popular Limitada, avalado por los concejales y el propio intendente, quien resistió el pedido de veto.
La marcha, a la que otra vez concurrieron pocos ciudadanos, terminó en el Concejo Deliberante donde, como sucedió en la Intendencia, esta vez no fueron atendidos por ningún edil. La intención de los manifestantes era entregarles, una vez más, el petitorio que los concejales recibieron luego de la primera marcha.
El personal que los recibió en el Concejo informó que no había ningún legislador presente pero, sorteando todas las trabas y cordones de seguridad internos, una de las manifestantes pudo ver y grabar con su teléfono al concejal radical José Gaspar leyendo en su despacho. Lo que más llamó la atención es que el titular del bloque radical leía u hojeaba un catálogo de Avon.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico