Los pediatras del hospital piden a los padres que vayan a la guardia sólo por emergencias

El servicio de pediatría del Hospital Regional cuenta en la actualidad con siete médicos. Con ese reducido plantel se cubre la internación de niños en la sala general y terapia intermedia, demanda espontánea en guardia y atención en consultorio externo. Más de la mitad de los pacientes internados son derivados de clínicas privadas. En el caso de la guardia, los profesionales reclaman mayor conciencia de la población porque muchas veces "son banalidades las que llegan a la urgencia". También reiteran a las autoridades sanitarias la necesidad de incorporar más médicos. Advirtieron que evalúan renunciar si no obtienen respuestas.

Los pediatras del Hospital Regional expusieron ayer la crítica situación que atraviesa el servicio en virtud de la escasez de pediatras y la sobrecarga de horas guardia y de consultorio que tienen los siete médicos que en la actualidad prestan servicios.
Con ese plantel, en el área pediátrica se cubre la internación tanto en terapia intermedia como en sala común, se atiende la demanda espontánea en guardia y también en consultorio externo.
En conferencia de prensa Mauro Nieto, Mercedes García, Sandra Barría, Verónica Cabaleiro, Mónica Rodríguez, Tatiana Carrusca y Gabriel Sebastián dimensionaron que los últimos datos dan cuenta de que por guardia se atienden 100 chicos por día, a lo que se suma la responsabilidad de atención de los 36 pacientes internados.
Con ese personal se cubre internación en sala general, terapia intermedia y sala común, demanda espontánea en guardia externa y programada en consultorio. La capacidad de internación en el piso es de 28 pacientes y tuvieron que anexar camas.
Los profesionales también indicaron que las clínicas privadas derivan pacientes pediátricos al hospital público sin previa solicitud de camas y por ende "el 50% a 60% de los pacientes internados en pediatría tiene cobertura social y muchos son rechazados al momento de solicitud de derivación al medio privado".
Debido al colapso del servicio, piden la intervención inmediata del Ministerio de Salud de Chubut y que se convoque a médicos pediatras y generalistas en lo inmediato. Los profesionales están sin vacaciones, excediendo incluso las disposiciones del convenio colectivo de trabajo, porque no hay personal para relevo. Por esa misma razón piden la colaboración de la comunidad para que lleguen a la guardia solo en caso de emergencia, no por atención de patologías que pueden verse en consultorios externos.

SOBREPASADOS

Mauro Nieto, jefe de terapia intensiva pediátrica, expuso: "queremos hacer público el estado crítico del servicio de pediatría del hospital. En algún momento llegó a contar con catorce pediatras y hoy debido a renuncias está contando con siete, lo cual nos deja en una situación de un pediatra de guardia por día, y ese médico tiene que atender el piso y la guardia de emergencias. Lo que queremos es que esta delicada situación se conozca para que la sociedad tome conciencia de la situación", pidió el especialista.
Sus colegas indicaron que las autoridades conocen el problema. "No ingresan más pediatras al ser tan extenuante el trabajo. Son guardias de 24 horas, el trabajo es agotador, acá en la gente hay cansancio crónico y finalmente la gente se va", cuestionó Nieto.
Los profesionales advirtieron que este es un llamado de urgencia a la sociedad y sobre todo a las autoridades, ya que en caso de no existir respuestas de parte de estos últimos, evalúan renunciar a sus cargos. Reiteraron que un médico de guardia debe "atender 100 chicos promedio por guardia y desde julio hay 39 internados como promedio", afirmó Gabriel Sebastián.
Mercedes García explicó respecto a los servicios privados: "la Clínica del Valle tiene guardia externa pediátrica eventualmente y no interna salvo baja complejidad. La Española no tiene guardia externa y acá recibimos pacientes de todo de Comodoro, Rada Tilly y Sarmiento con o sin obra social y no es solo la guardia, también hay 36 chicos internados (al día de ayer) y la médica de guardia atiende a esos pacientes más todo lo que viene abajo a consultar", resaltó.
Los pediatras reclaman mayor conciencia de la población porque muchas veces "son banalidades las que llegan a la urgencia". Así, piden a los padres que lleven a esos chicos a los consultorios de su barrio.
Los siete médicos que quedan trabajando sostienen que existe recurso humano disponible para contratar, pero que la cuestión es que esos potenciales ingresantes al servicio de pediatría no quieren hacer guardia. Ese parecería ser el eje del problema.
"Ahora el Ministerio de Salud sacó una resolución donde establece que los médicos residentes que están haciendo la formación no pueden hacer guardias de más de 12 horas y tiene que haber un descanso por guardia, esa es una circular del Ministerio y si un médico residente no puede hacer guardia por más de 12 horas, ¿qué nos queda a nosotros?", interrogó Nieto, quien tiene 26 años de profesión y realiza por mes ocho guardias de 24 horas cada una.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico