Los petroleros siguen las reuniones, ahora con el pedido de paritarias

Las constantes negociaciones en Buenos Aires incluyen entre los temas la apertura formal de la discusión salarial. La reunión de monitoreo ayer pasó a cuarto intermedio hasta hoy a las 15.

El pedido formal de apertura de paritarias en el sector petrolero llegó a las cámaras empresarias. En medio de una crisis y constantes negociaciones, los petroleros de Jorge Avila harán el intento de activar la negociación salarial para el año en curso, al igual que sus pares de Neuquén.
El planteo del gremio busca así no resignar la pauta salarial este año, además de compensar a los trabajadores de Tecpetrol que sufrirán un recorte de sueldo. Son los petroleros afectados a equipos stand by, que al dejar de hacer horas extra tendrán un 30% de reducción salarial.
Ayer debía ser la reunión de monitoreo de la crisis petrolera, pero finalmente las partes decidieron posponerla para hoy a las 15. Las conversaciones giraron sobre el tema paritario, además de los conflictos que van golpeando en la cuenca del Golfo San Jorge como el caso de Lufkin.
Los sindicatos y las operadoras tienen la mediación del Ministerio de Trabajo de la Nación en Buenos Aires, en una convocatoria que busca definir cómo afecta la crisis petrolera, cómo está la industria y qué pasos seguirán. Esa es la mesa de monitoreo creada en febrero y que debe celebrarse en la última semana de cada mes hasta julio (el 1 de agosto termina la tregua entre sindicatos y empresas).
En el caso de Lufkin, los trabajadores ayer bloquearon la base en el barrio industrial de Comodoro Rivadavia ante la amenaza de 80 telegramas de despido. Si el conflicto continúa, el siguiente movimiento sería pasar al corte de ruta, aunque hoy aguardarán una respuesta de la compañía.
Lufkin es la encargada de muchos de los equipos de extracción de crudo que hay en la región: los Aparatos Individuales de Bombeo (AIB). Con la baja de la exportación de crudo hay menos actividad en los yacimientos, lo que implica una menor demanda de esos "fierros" por parte de las operadoras.
El acuerdo del 1 de febrero que frenaba cualquier intento de despido es desafiado ahora por las empresas de servicios. "El gerente de Recursos Humanos hoy le notificó verbalmente a 15 compañeros que estaban desvinculados de la empresa y que mañana le llegarían los telegramas de despidos a 80", criticó el delegado Juan Linares.
"El mes pasado hubo muchos retiros voluntarios y ahora salen con esto. Acá somos en total 204 compañeros y entre todos decidimos llegar hasta las últimas consecuencias para recuperar nuestros puestos de trabajo", dijo el representante de los trabajadores en la empresa Lufkin.
"Mantenemos bloqueada la entrada a la empresa y vamos a acampar acá. Mañana (por hoy) a las 9 tenemos una asamblea en donde decidiremos si endurecer el reclamo", indicó. "No descartamos la idea de cortar la ruta. Decidimos no acatar ninguna conciliación hasta que nos den un compromiso real. Lo único que queremos es trabajar", aseveró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico