Pan American Silver espera respuestas de Provincia por el proyecto Navidad

En junio la operadora minera presentó el proyecto ante la Dirección de Minas de Chubut pidiendo una reunión con el gobernador Mario Das Neves, tal como antes habían realizado ante Nación. Sin embargo, hasta ahora no tuvieron respuesta. "Estamos esperando. Yo creo que con la situación actual de la provincia no se puede postergar más", consideró Horacio Gabriel, gerente de sustentabilidad de Pan American Silver.

En 2010 la empresa canadiense Pan American Silver (PAS) adquirió un yacimiento de plata en la meseta central de Chubut con el objetivo de impulsar el Proyecto Navidad, un ambicioso plan de explotación que promete cambiar la dinámica económica de la zona e impulsar definitivamente la minería en la provincia.
Durante estos años el proyecto ha sido discutido. Rechazado y apoyado, generando polémica y diferentes posiciones. Sin embargo, ahora parece retomar impulso con gestiones a nivel nacional y provincial. Incluso en abril el presidente Mauricio Macri confirmó ante un grupo de periodistas de medios del interior que se reunió con empresarios mineros, quienes le confirmaron una inversión millonaria para avanzar con este proyecto. En este marco, Macri ratificó el compromiso de avanzar en la actividad.
Por otro lado, se confirmó que hace unos meses PAS ya presentó la viabilidad técnica y económica del proyecto ante la Secretaría de Energía de la Nación, y el último mes hizo lo propio ante la Dirección de Minería de Chubut.
En la presentación se solicitaron reuniones con diferentes funcionarios, e incluso con el propio gobernador Mario Das Neves. Horacio Gabriel, gerente de sustentabilidad de la empresa, dijo que "hasta el momento no hemos tenido ninguna respuesta. Estamos esperando. Suponemos que están analizando el documento. De todas maneras, no podemos avanzar más hasta que se avance con la legalidad y la zonificación prevista con la Ley 5001", señaló, valorando la repercusión que el proyecto tuvo a nivel nacional.

UN AMBICIOSO PROYECTO

Navidad es considerado uno de los proyectos de plata más importante del mundo, ya que permitiría que Argentina pase de ser el décimo productor de plata al quinto. "Es muy significativo. Tendría una producción de 22 millones de onzas de plata anual; un proyecto a escala mundial", explicó Gabriel al ser consultado por El Patagónico.
El mismo se encuentra en etapa de exploración y requerirá una primera inversión de 560 millones de dólares para la construcción de una planta, campamentos, caminos y energía, además de la adquisición de equipos de minado, flota liviana, y todos los elementos de transporte, infraestructura e inversiones a nivel portuario para la exportación, siendo el lugar elegido Puerto Madryn. En el año siete, el proyecto tendría una segunda inversión de 440 millones de dólares para ampliar la producción, aumentándola hasta un 70%.
Se estima que en la etapa de construcción, en los primeros tres años, emplearía a 1.000 personas en forma directa, entre obreros y mano de obra, y a otras 2.500 en forma indirecta. En la etapa de operación, en tanto, habría un staff de 700 trabajadores contratados en forma directa –el 80% de Chubut- y 1.500 en forma indirecta.

EL IMPACTO AMBIENTAL

La gran pregunta es ¿cuál será su impacto ambiental? Según explicó Gabriel, para proveer de energía a la planta se construiría una línea de alta tensión, desde la línea sur de Río Negro del Interconectado nacional, que permitirá darle energía a Gan Gan y Gastre. Sin embargo, en caso de que se concrete el parque eólico El Angelito, el cual quedó estancado, el abastecimiento energético sería desde ese parque.
Con respecto a la utilización de agua, sostuvo que en su etapa máxima a partir del año 8, el proyecto implicaría la utilización de 110 litros por segundo. "Es lo que utiliza una chacra de 110 hectáreas de Gaiman para poder sostener el cultivo durante toda la temporada. La extracción de agua es subterránea, de pozos, y después cuando las canteras llegan hasta la napa es la extracción de agua excedente que inunda las canteras, y también se rebombea el agua se ya se utilizó", aseguró el gerente que además es ingeniero agrónomo.
"La calidad de agua es de tipo industrial, no se necesita agua potable. Es agua que está cargada de metales como plomo, cobre, zinc, no es potable ni para el hombre ni para los animales", aseguró.
Gabriel fundamenta sus dichos en los estudios de impacto ambiental que ya realizó la compaña. Según explicó, el mismo sería presentado a las autoridades una vez que estén dadas las condiciones legales para avanzar en el proyecto, algo que cree debería ser pronto. "Con la situación actual de la provincia, no se puede postergar más el avance de la actividad, sobre todo porque nosotros estamos con el documento que presentamos demostrando que no vamos a afectar ni el agua ni el medio ambiente en general. Además no usamos cianuro, que es uno de los caballitos de batalla de los ambientalistas", señaló, confirmando que el gobierno nacional se comprometió a avanzar en la actividad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico