Por el reclamo de vecinos suspendieron la instalación de una antena en Laprida

La obra de instalación de una antena en la plaza del barrio fue cancelada ayer por funcionarios municipales tras una reunión a la que convocaron habitantes del lugar.

Habitantes del barrio Laprida observaron el viernes 8 de julio una serie de movimientos en inmediaciones de la plaza del sector, pero no le dieron demasiada importancia porque pensaron que se trataba de una renovación de juegos.
Con el correr de los días comprobaron que en lugar de una renovación del espacio recreativo, los obreros montaban una base para una antena de telefonía móvil.
Personas se acercaron a la obra para tener más información y poder hablar con los representantes del proyecto, pero no obtuvieron mayores datos por lo que cansados de la situación decidieron solicitar una reunión con algún funcionario público.
La convocatoria fue llevada a cabo ayer, a las 18:30, en la sede vecinal y contó con la participación de más de 20 vecinos y el subsecretario municipal de Ambiente, Daniel González.
"No supieron decirnos de qué se trataba la antena ni de qué compañía era sin contar que nos destruyeron la plaza", argumentó una vecina. "Que esto no quede como la obra del cordón cuneta que vienen proponiendo desde hace años", sostuvo otra.
Los habitantes del lugar manifestaron su descontento con la instalación de la antena ya que sostuvieron: "desde años venimos peleando por la renovación de la plaza". pero nunca fueron escuchados. "Nos rompieron más del 10% de la plaza sin nombrar la contaminación y todos los problemas que puede ocasionar un elemento de estas características", agregaron.
Mientras, González trató de calmar a los denunciantes afirmando que se harán todos los estudios correspondientes para comprobar que las antenas no son perjudiciales para la salud, pero eso no llevó tranquilidad.
En consecuencia, el funcionario le trasladó la inquietud al subsecretario de Obras Públicas, Abel Boyero, quien autorizó a cancelar la obra que estaba en construcción.
Esta cancelación se hará efectiva en la primera hora de hoy cuando los trabajadores retiren todos los elementos y este procedimiento estará bajo la supervisión del subsecretario de Obras Públicas, Luis Romero.
"Esto es un logro de todos los vecinos que trabajamos todos unidos para que podamos sacar esta antena y no nos perjudique a ninguno de nosotros. Además, pediremos un resarcimiento por el espacio utilizado ya que vinieron y rompieron todo sin permiso alguno", subrayó el vecinalista, Leandro Rementería, en diálogo con El Patagónico, tras firmar el acta de la jornada con el funcionario.

CONDICIONES DE TRABAJO
Por otro lado, los vecinos coincidieron en que no hay problema en que se instale una antena en el barrio siempre cuando se hagan los estudios correspondientes y se ubique en un lugar donde no perjudique a ninguna persona.
También manifestaron que su preocupación por la situación en la que trabajan los obreros ya que no contaban con un baño químico y se "adueñaron de la estación de servicio y alrededores para hacer sus necesidades".
Tampoco contaban con "los elementos necesarios para trabajar y muchos de ellos ni siquiera usaban casco para su protección".
"Si deciden volver a instalar una antena en nuestro barrio mínimo queremos que se ubique lejos de la zona residencial y que los trabajadores estén en condiciones dignas por su seguridad", argumentó Rementería.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico