Por falta de plazas pasó más de cuatro meses libre: cuando fueron a buscarlo no lo hallaron

Roque Maximiliano Tascón fue condenado en noviembre del año pasado a una pena de prisión efectiva, pero por entonces no había plaza disponible en la alcaidía y lo mandaron a su casa con la promesa de anoticiarlo cuando surgiera un lugar para él. Unos cuatro meses pasaron hasta que se desocupó una celda, pero cuando fueron a buscarlo ya no vivía más en el domicilio que aportó y se declaró su rebeldía. La sorpresa la dio ayer el propio Tascón, quien se enteró que lo buscaban y se presentó por sus propios medios para cumplir su condena. Ahora se juntará con otros dos hermanos suyos que están presos en la alcaidía.

La condena que recibió Roque Maximiliano Tascón (32) fue la última audiencia que realizó el ex juez José Rago antes de jubilarse.
El joven ya había sido condenado anteriormente a la pena de 2 años de prisión de cumplimiento condicional por delitos contra la propiedad, pero antes de terminarla cometió nuevas causas judiciales. Una de ellas fue una tentativa de hurto y la otra un robo agravado por ser cometido en lugar poblado y banda, también en grado de tentativa.
El último caso ocurrió el 14 de setiembre del año pasado y fue un tanto más grave que el primero. En compañía otros tres delincuentes interceptaron a un hombre que caminaba por Ituzaingó y Laferrere, a quien le propinaron una feroz paliza para robarle sus pertenencias, entre ellas un celular que fue encontrado por la policía en poder de Tascón.
Con esas dos nuevas carpetas judiciales en trámite, el fiscal general Julio Puentes pidió que se le revoque la condena anterior y unificó todas las causas en un juicio abreviado del que tuvo debida participación el abogado adjunto de la Defensa Pública, Ariel Quiroga. Allí se convino aplicar la pena de 3 años de prisión de efectivo cumplimiento y el acuerdo fue homologado por el juez Rago, a modo de despedida del Poder Judicial antes de jubilarse.

CALABOZOS LLENOS

En esa ocasión el acusado prestó conformidad, tanto con el monto de la pena como de los delitos que se le atribuyeron. Lo cierto fue que al momento de quedar firme la condena no existía lugar alguno en la alcaidía como para albergarlo y Tascón se fue en libertad bajo palabra de regresar cuando sea notificado.
La condena quedó firme y el cupo se habilitó hace dos semanas, por lo que fueron a darle la novedad y este ya no se alojaba en el domicilio que había aportado, y tampoco informó en la Oficina Judicial sobre el cambio de domicilio.
En razón de ello fue que se solicitó la declaración de rebeldía y la misma fue autorizada junto a la correspondiente captura.
Ayer se cumplieron dos semanas de aquella declaración de rebeldía y para sorpresa de muchos, Roque Tascón se presentó por sus propios medios ante la Justicia para cumplir con la condena que se le impuso, por lo que desde el mediodía se volvió a juntar con dos de sus hermanos que están presos en ese centro de detención.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico