Por la muerte de un operario son juzgados un ingeniero y un licenciado

El ingeniero Raúl Palacios y el licenciado en Seguridad e Higiene Leonardo Morales son juzgados por la muerte de Daniel Ruiz, ocurrida en octubre de 2012. Producto del fuerte viento en el yacimiento petrolero, un trailer que no estaba anclado a tierra se soltó y aplastó al operario.

En los tribunales de Sarmiento, el juez Daniel Pérez preside el debate oral y público contra los imputados Raúl Alberto Palacios y Leonardo Morales, empleados de la firma Manpetrol. Estos son asesorados por el abogado Ignacio Ferreira De las Casas, mientras la Fiscalía está representada por la fiscal Laura Castagno.
En su teoría del caso, la acusadora sostiene que el operario de tareas generales Daniel Marcelo Ruiz (33) arribó a las 16:30 del 26 de octubre de 2012 a la ex base Skanka, ubicada en la Zona de Valle Hermoso, Distrito II, del yacimiento de Pan American Energy (PAE).
Lo hizo a bordo de un camión Mercedes Benz que era conducido por un compañero. Una vez que estacionaron esperaban el transporte que los trasladaría a Comodoro Rivadavia. En ese contexto, Ruiz descendió del vehículo con la intención de quitarse el mameluco. El fuerte viento provocó que se le volara el casco protector.
El elemento de seguridad quedó cerca de un trailer que se encontraba a pocos metros de distancia del camión. Una ráfaga tipo torbellino levantó la estructura y la volcó sobre uno de sus laterales aprisionando al operario. Debido a las graves heridas sufridas, Ruiz falleció al día siguiente.
Al momento del incidente el ingeniero Palacios era el jefe de obra de esa base petrolera y según los informes oficiales la misma no se encontraba operativa cuando se produjo el accidente. No obstante, los operarios efectuaban tareas de limpieza.
Castagno expuso que la base donde ocurrió el accidente estaba siendo acondicionada. Allí, los trabajadores tampoco contaban con las comodidades mínimas como un baño o un lugar cerrado para casos de altas temperaturas o de fuertes vientos.

PRESUNTAS NEGLIGENCIAS
La fiscal Castagno sostiene que no se cumplieron las normativas de seguridad referidas al ingreso de camiones, zona de espera o prohibición de bajar del camión hasta la llegada del transporte de personal. A su criterio, Palacios violó el deber de cuidado al no acondicionar la base y a autorizar el ingreso de vehículos y personas en el predio.
El profesional también tenía conocimiento de que días previos había ingresado a ese campamento un trailer vacío sobre ruedas, con dos ejes y una lanza de tiro y que esa estructura no estaba anclada. Además, el imputado estaba informado de la suspensión de tareas por fuertes vientos en las diferentes bases ubicadas en Valle Hermoso, señaló la fiscal.
Sin embargo, Palacios "no adoptó las medidas necesarias para que esta disposición se cumpla". En tanto, el licenciado Morales sabía de la presencia del trailer y tampoco "adoptó los recaudos necesarios para asegurarlo".
Para la fiscal, "con estas acciones negligentes los imputados incumplieron con la normativa prevista en el la Ley 19.587, sobre seguridad e higiene en el trabajo". Por eso les atribuye a Palacios y Morales la conducta de "coautores del delito de homicidio culposo".
Por su parte, el defensor indicó que el accidente ocurrió a unos 800 metros de la base en funcionamiento y que el camión en el que se trasladaban Ruiz y el chofer ingresó en forma indebida a ese sector. El abogado agregó que la víctima ingresó a ese lugar para cargar unas maderas en su propio beneficio. Para Ferreira De las Casas no hubo incumplimiento de normas y requirió la absolución de sus defendidos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico