Sabor reconoció: "no todos los despedidos son ñoquis"

El funcionario planteó que en materia de personal "hay un Estado sobredimensionado, con irregularidades en las contrataciones" y sostuvo que no se puede "tener un Estado enorme que nos traiga déficit".

El secretario de Trabajo de la Nación, Ezequiel Sabor, admitió ayer que no todos los despedidos en organismos estatales son "empleados ñoquis" y atribuyó la decisión del Gobierno nacional de producir esas cesantías al "Estado sobredimensionado, con irregularidades en las contrataciones".
"No todos los despedidos son de empleados ñoquis, también hay un desvío de un Estado sobredimensionado", aseveró Sabor.
En una entrevista concedida a Radio Belgrano, el funcionario nacional consideró que "hay un Estado sobredimensionado, con irregularidades en las contrataciones" y sostuvo que no se puede "tener un Estado enorme que nos traiga déficit," rechazando así la posibilidad de que el gobierno mantenga "empleos ficticios".
"Es un acomodamiento de la situación, para que haya la cantidad justa de trabajadores. No importa la ideología de las personas, sino su utilidad", aseveró, al tiempo que planteó la necesidad de "formar un equipo con los mejores, no estamos discriminando".
Asimismo, el secretario de Trabajo estimó que "es muy feo decirle que no trabaja más a una persona, pero hay que hacerlo de frente, porque no queremos más empleos ficticios."
"Si hay una pérdida de empleo en el sector público, veremos la posibilidad de reinsertarlo en sector privado", evaluó.
Consultado sobre la discusión de paritarias, Sabor adujo que la discusión "es entre los trabajadores y empleadores, nosotros (el Gobierno) pretendemos que las negociaciones lleguen a buen puerto y brindamos las herramientas necesarias para eso".
"No se discute sólo un número sino condiciones de trabajo," manifestó ayer Sabor, quien vaticinó que se van a acordar "unas buenas paritarias, para que el trabajador adquiera mayor poder adquisitivo".
El funcionario nacional aseguró que el Gobierno está "tratando de combatir la inflación y acomodar la macroeconomía," por lo que reafirmó que "la pauta para este año estará entre los 20 y 26 puntos de inflación, porque queremos tener una inflación de un dígito".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico