Un principio de incendio dejó al descubierto varias conexiones clandestinas de energía

Ayer por la tarde, cerca de las 19:30, una dotación del Cuartel Central de Bomberos Voluntarios tuvo que salir de urgencia por un llamado de un presunto incendio de vivienda en la calle Namuncurá al 200. En contados minutos, los rescatistas llegaron al lugar y se encontraron con un pequeño principio incendio en el interior de un inquilinato.

Por fortuna el siniestro no pasó a mayores y pudo ser sofocado. Sin embargo, por cuestiones preventivas se solicitó la presencia de personal de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) para que interrumpiera el servicio eléctrico y de ese modo los rescatistas pudieran trabajar sin peligro.
Así fue como finalmente se detectaron por lo menos tres conexiones clandestinas de luz en el pequeño inquilinato ubicado en Namuncurá al 200 y luego de que la situación estuvo controlada, con presencia del personal policial de la Seccional Segunda, los operarios de la entidad prestadora del servicio de energía eléctrica procedieron a cortar las conexiones clandestinas.
En principio los vecinos se resistieron y pidieron que no los dejaran sin luz. Sin embargo, tal como dictan los protocolos de la entidad, los operarios tuvieron que bajar su escalera, colgarse al poste de luz e interrumpir el suministro, anulando toda posibilidad de que se vuelvan a “enganchar” del servicio eléctrico.
Así fue como entonces lo que habría tenido principio en una mesa de luz, producto de una vela que se habría caído, término no solo con daños materiales, sino también con la detección de estas conexiones clandestinas que dejaron a cinco familias sin luz.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico