Usuarios de gas licuado aseguran que este año Surgas ya aplicó dos aumentos

En las instalaciones de la empresa que distribuye el gas licuado en esta zona de la Patagonia, los usuarios denunciaron que Surgas aumentó en dos oportunidades el valor de las garrafas de 10 kilos en los últimos meses. Aseguran que el precio supera ampliamente los 200 pesos en aquellos comercios que realizan la venta en forma minorista.

“Usamos unas siete garrafas, más la leña y la luz porque no alcanza. Pero este año ya tuvimos un aumento. Fue en abril más o menos, antes de que empezara el invierno", dijo Gustavo Ariza, un vecino de Bella Vista Oeste que ayer no disimulaba su preocupación por lo que sucedió el fin de semana, cuando se quebró el stock de garrafas por la interrupción del tránsito en la Ruta 3, que impidió la llegada de los camiones abastecedores.
El vecino aseguró que a principios de año la garrafa de 10 kilos costaba 130 pesos pero que en las últimas semanas Surgas las aumentó a $200, mientras que en los barrios el precio se incrementa aún más por la venta minorista. Por esta razón considera que el abastecimiento del gas licuado debería ser estatal.
Hugo Gutiérrez, que estaba detrás de Ariza esperando retirar su garrafa, asentía en señal de aprobación. El vecino de Standart también coincidió en que gasta siete garrafas por mes.
"Eso por lo menos se hace costoso y dificultoso porque ¿cuánto paga una familia que tiene gas natural?”, se preguntó. “Encima dependemos de que haya y aparte tenemos que manejarnos con leña porque si no, no da abasto”, señaló, preocupado principalmente por los chicos.
Juan, en tanto, es de Caleta Olivia y en su caso utiliza las garrafas para poder desarrollar su actividad laboral. El vecino de la ciudad del norte de Santa Cruz contó que decidió recargar las garrafas en Surgas porque en Caleta Olivia cuestan un 40% más.
“Allá hay una empresa que hace reventa y sale mucho más cara, un 40%. Yo tengo la posibilidad de venir con el vehículo; entonces decidí comprarlas acá, pero hay gente que no tiene esa posibilidad, que vive en la periferia de Caleta y tiene que comprar no más”, explicó.
Lo cierto es que los reclamos a Surgas vienen de larga data y en abril volvieron a resurgir luego de que se denunciara sobreprecios sobre el costo que se establece a nivel nacional para este artículo de primera necesidad.
Cabe recordar en este sentido que el año pasado el reclamo llegó a Defensa del Consumidor y a la Defensoría del Pueblo, algo que se podría repetir e incluso endurecer en esta oportunidad, teniendo en cuenta que en 2016 la garrafa de 10 kilos costaba 130 pesos y hoy en algunos lugares vale casi el doble.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico