Veteranos de Guerra denunciaron diversas irregularidades en PAMI

Cerca de 20 Veteranos de Guerra ayer entregaron a las autoridades locales de PAMI un petitorio pidiendo que mejore la prestación médica. En este marco, dieron a conocer diversas irregularidades en la cobertura de la obra social nacional y rechazaron las modificaciones que el Gobierno de Mauricio Macri aplicó al programa PAMI Veteranos.

Hace 15 días un veterano de guerra tuvo que pagar 38 mil pesos para operarse la rodilla, ya que el servicio de anestesiología solo podía cancelarse al contado. Idéntica situación vivió hace unos meses otro excombatiente. En su caso tuvo que vender su auto para hacer frente al oneroso costo de la anestesia que demandó la operación de su mujer, quien padece un complejo cuadro.
Ambos casos se dieron a conocer ayer por la mañana en el reclamo que realizaron en las oficinas de la Unidad de Gestión Local (UGL) de PAMI. Los integrantes del Centro de Veteranos de Guerra y de la Unión de Excombatientes llegaron cerca de las 10 a la dependencia de la calle Saavedra, en coincidencia con un reclamo que se replicó en todo el país.
Allí entregaron un petitorio en el cual, entre cosas, confirmaron que en lo que va de 2017 ya murieron 70 veteranos por diversas patologías: cáncer, diabetes, alcoholismo, suicidios. "Se nos está acabando la vida. Quienes dimos la vida por la patria estamos desapareciendo poco a poco", señaló Juan Pérez, presidente del Centro, cuando leyó el documento a la titular de PAMI, Lidia Córdoba.
Quienes defendieron la soberanía de las Islas Malvinas también repudiaron que a 35 años de la guerra no es posible que tengan “que seguir mendigando para obtener el acceso a una salud adecuada", así como que vayamos “a los distintos centros de atención y no nos atiendan, aduciendo que nuestra obra social no paga los aranceles como corresponde".
Además no ocultaron su malestar por los cambios que se produjeron a nivel nacional en el Programa Veteranos de Guerra, que ahora los obliga a tener un médico de cabecera tal como sucede con los jubilados y pensionados.
En ese sentido Eleodoro Santa Cruz, Veterano de Guerra del Regimiento 25 de Sarmiento, explicó: “antes elegíamos al médico libre, veníamos a PAMI y nos daban una chequera y un recetario con el que íbamos al médico que queríamos. Yo tengo un clínico que me atiende hace quince años y me atiende gratis porque me conoce, sino tendría que ir al médico de cabecera de PAMI y le estaría quitando el puesto a un abuelo".
“Además tenemos que ir a la guardia médica del Hospital Alvear, cuando antes nos operábamos en cualquier centro asistencial; es todo más difícil”, señaló.

AUDITARAN LA ATENCION
Córdoba escuchó el reclamo de los excombatientes y se comprometió a dar respuestas. Así, luego de más de tres horas finalmente se firmó un acta acuerdo que tiene el propósito de mejorar la prestación a los veteranos. En el documento, se blanqueó la dificultad que atraviesa el sistema de salud provincial en torno a la atención de especialistas, uno de los reclamos de los excombatientes, y se marcaron las dificultades en torno a las derivaciones y a los anestesistas, problemática que ya estaría solucionada al ser cubierto el servicio en tu totalidad por la obra social.
Desde la UGL, por su parte, anunciaron que dentro de poco funcionará un sistema de internación domiciliaria que permitirá mejorar la atención de afiliados con dificultades motrices, tal como le sucede a la esposa de un excombatiente, y se planteó que existe un problema de comunicación entre prestadores, PAMI y Veteranos respecto del nuevo modelo prestacional que desplazó al anterior programa.
Las autoridades de PAMI también se comprometieron a mantener reuniones con Clínica del Valle ante la falta de atención médica y de internación, falla que se agravó con el cambio de sistema prestacional. Y a trabajar para mejorar los servicios de odontología y oftalmología que presentan demoras. Los veteranos, en tanto, pidieron que se atiendan especialidades particulares como prestaciones psicológicas, psiquiátricas, neurológicas, pediátricas y urológicas.
En este marco, finalmente se establecieron reuniones bimestrales de auditoría para monitorear el mejoramiento de las prestaciones.
Consultado por el resultado encuentro, Roberto Barrientos, presidente del Centro de Excombatientes, aseguró que están conformes. Sin embargo, señaló que el resultado final dependerá de los avances que se concreten en los próximos meses.
“En líneas generales llegamos a un acuerdo, pero como todo acuerdo esperamos que se cumpla. Quedamos satisfechos porque nos atendieron, nos escucharon, pero el tema es que se cumpla lo planteado, sino no tiene sentido y nos pasa como con el anestesista que es algo que venimos planteando hace varios años y todavía no tiene solución”, resaltó el excombatiente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico