"20 millones de personas están en riesgo de no cubrir su salud por el DNU"

Carlos Regazzoni, médico y ex director ejecutivo del PAMI, analizó los impactos sobre el sistema de salud, obras sociales y prepagas, que tendrá el DNU firmado por el presidente Javier Milei, que entró en vigencia el pasado viernes.

Carlos Regazzoni, médico y ex director ejecutivo del PAMI, analizó los impactos sobre el sistema de salud, obras sociales y prepagas que tendrá el DNU firmado por el presidente Javier Milei, que entró en vigencia el pasado viernes.

“Argentina hoy tiene en salud dos problemas graves. Uno es que los niveles generales de salud de la población son muy malos, en especial a expensas del 40% de la población que no tiene ningún tipo de seguro de salud. El segundo grave problema es que el sistema de la seguridad social está completamente desfinanciado. Ahora bien, el sistema de la seguridad social tiene un límite a su recaudación que viene dado por el porcentaje que recauda, el 9% las obras sociales y el 8% el PAMI, si no me equivoco ahora, el porcentaje del PAMI, según la categoría del trabajador, sobre el salario bruto. Como los salarios se quedaron respecto de la inflación y los salarios se van a quedar mucho más respecto de la inflación y en paralelo los costos de salud, como en todo el mundo, siguen a la inflación, entonces lo que tenés es que el sistema de la seguridad social está en una encerrona, en una trampa porque no tiene forma de aumentar la recaudación”, sostuvo el médico.

Luego señaló que “esto no está contemplado en el decreto, sino que en el decreto se toma una medida que es contraria al financiamiento de la seguridad social porque lo que hacen ellos, como se dice en la jerga, es quitar de los salarios de más altos ingresos. El segundo problema que tiene el decreto es que mientras las prepagas tienen una herramienta para modificar su presupuesto que es aumentar la cuota, lo que en cierto sentido los dispensa de ser más eficientes porque cómo vos podés solucionar tu problema presupuestario aumentando la recaudación no tenés por qué darte vuelta y eficientizar tu sistema de costos”.

Apuntó Regazzoni que “en cambio, en las obras sociales no tienen el recurso de aumentar su presupuesto mediante la recaudación; entonces se tienen que dar vuelta y buscar herramientas para eficientizar su estructura de costos. Y acá tenemos el segundo problema, que es que el decreto no hace ninguna modificación del Plan Médico Obligatorio, que en definitiva es la estructura de costos de la obra social y también del repago. En donde hoy hay grandes distorsiones y es un sistema de cobertura hecho para Dinamarca, para el primer mundo, ya no más para la Argentina de hoy; para la Argentina de hace 20 años”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico