A un preso le llevaron marihuana escondida entre tallarines con tuco

Familiares de Cristhian "Piri" Alanís, quien cumple prisión preventiva por el homicidio de Ángel Leonardo Vidal (19), ocurrido hace casi dos años en el barrio Moure, le llevaron a la Seccional Quinta las "bochitas" de marihuana ocultas entre una porción de tallarines con tuco.

Según precisaron fuentes policiales a El Patagónico, ayer a las 20:40 en la Seccional Quinta de Policías, dos familiares de Cristhian "Piri" Alanís, quien cumple prisión preventiva por el homicidio de Ángel Leonardo Vidal, intentaron hacerle llegar una vianda que contenía tallarines con tuco, y entre la comida; “bochitas” de marihuana.

Los efectivos comenzaron a revisar el contenido y descubrieron que entre los alimentos había cinco envoltorios de nylon con marihuana.

Inéditamente se dio inmediata actuación a la Brigada de Drogas Peligrosas con el objetivo de que esta última someta la sustancia a los reactivos químicos. También se dio intervención a la Justicia Federal, describieron a este medio. Los dos familiares fueron imputados y puestos en libertad.

EN JUICIO POR EL CRIMEN DE LEONARDO VIDAL

Días atrás en la sede de los tribunales de Comodoro Rivadavia comenzó el debate contra Cristhian "Piri" Alaniz, imputado por el homicidio de Angel Vidal. El joven fue atacado a tiros el 19 de octubre de 2016 en el barrio Moure y murió al día siguiente.

La fiscal general Cecilia Codina aseguró que va a probar a lo largo del debate la materialidad y autoría del único acusado en el asesinato que se cobró la vida Angel Leonardo Vidal (19).

El ataque se registró durante la tarde del 19 de octubre de 2016 cuando la víctima regresaba al barrio Moure después de mirar desde el cerro el clásico entre Huracán y Newbery que se jugó en el barrio 9 de Julio. Vidal caminaba junto a unos amigos por la calle Marinero López cuando apareció Alaniz a bordo de un Chevrolet Corsa.

El agresor descendió del rodado y efectuó varios disparos contra la víctima, quien se escondió para resguardarse detrás de un vehículo. En una acción posterior “Leito” se asomó para ver si el agresor se había ido y Alaniz se acercó para efectuarle dos disparos, uno de los cuales dio en la cabeza de Vidal.

El joven murió al día siguiente en el Hospital Regional por traumatismo encefalocraneano. La fiscal calificó la causa como homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de autor para Alaniz, y recordó que la pretensión punitiva será de 14 años de cárcel.

El acusado fue defendido por el abogado Guillermo Iglesias, quien planteó en su alegato inicial la teoría negativa del caso. Dijo que la Fiscalía no probará su teoría del caso; y subsidiariamente planteó un encuadre positivo que debía calificarse jurídicamente como “homicidio culposo”, o bien un “error de tipo”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico