Abrieron una causa por presunta estafa contra un vendedor de autos

Oscar Traico, un integrante de la comunidad gitana de Sarmiento, será investigado por el delito de estafa. El vendedor de vehículos fue denunciado por un habitante de Río Mayo, quien asegura que le entregó más de 170 mil pesos por la compra de un auto que nunca recibió. También fue implicado en la causa Pablo Demetrio, quien no se presentó a la audiencia judicial de ayer, por lo que el juez declaró su rebeldía.

El juez penal de Sarmiento, Alejandro Rosales, presidió ayer la audiencia de apertura de la investigación contra Oscar Traico, de 46 años.

En el comienzo el fiscal Herminio Gonzales Meneses detalló que el 17 de enero el damnificado se presentó en el domicilio de Traico para comprar un vehículo por un monto de 340 mil pesos.

La modalidad de la operación consistía en el pago de la suma de 120 mil pesos para la entrega del automóvil y la diferencia era de cuotas de 6 mil pesos.

Según consta en la pieza de apertura, Traico le manifestó a la víctima que no tenía cuenta bancaria y le indicó que depositara el dinero en una cuenta del Banco Nación que pertenecía a otra persona.

Ese mismo día el denunciante transfirió $64.800, al día siguiente agregó otros $45.000, lo que sumó un total de $109.800. El fiscal confirmó que el titular de la cuenta bancaria le entregó el dinero al imputado. También sostuvo que el acusado se comprometió a entregar el auto al comprador en un plazo de cinco días después de realizadas las transferencias y nunca cumplió.

Según el relato fiscal, en febrero Traico le exigió al comprador que depositara otros $10.000 para realizar la transferencia, y el 7 de febrero la víctima cumplió con la nueva entrega de dinero bajo la misma modalidad que las operaciones anteriores, pero el vendedor no le entregaba el vehículo.

Dos días después Traico y Demetrio fueron hasta el domicilio de la víctima donde el imputado le habría manifestado a la víctima que su amigo participaría de la operación y le entregaría un Volkswagen Polo, modelo 2010.

El damnificado le entregó al segundo vendedor diferentes sumas de dinero haciendo un total de $57.000. La promesa del nuevo vendedor era acelerar los trámites para la entrega del automotor.

Para el fiscal las maniobras desplegadas por Traico y Demetrio le provocaron a la víctima un perjuicio de $176.800, y los denunciados obtuvieron una ventaja patrimonial.

Gonzales Meneses imputó a Traico como presunto coautor del delito de estafa y peticionó un plazo de seis meses para concluir con la investigación.

El acusado declaró que el comprador nunca le trajo copias del documento nacional de identidad y el recibo de sueldo para iniciar los trámites ante una entidad bancaria. Y reconoció que no tenía inconvenientes en reconocer la deuda la cual quedó garantizada mediante la firma de un pagaré.

El defensor público Marcelo Catalano se opuso al pedido de apertura de investigación al entender que no se configura una conducta delictiva y que no estaban ante la presencia de una estafa.

El juez formalizó la investigación contra Traico tal como lo expuso la Fiscalía, y dictó la rebeldía de Demetrio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico