Abusó de dos empleadas y fue condenado en libertad condicional

Mediante un juicio abreviado el imputado por abuso sexual contra dos empleadas reconoció su participación en los delitos. Además, aceptó la pena impuesta que cumplirá en libertad. No obstante, deberá someterse a un tratamiento psicológico y deberá abstenerse de consumir drogas.

El martes se celebró en sede de los tribunales penales de Comodoro Rivadavia la audiencia de debate contra el supervisor de una empresa de servicios de limpieza. La Justicia investigó dos denuncias de que el individuo se aprovechaba de su cargo para tocar en sus partes íntimas a las empleadas.
Su conducta fue calificada legalmente como "abuso sexual simple, en calidad de autor" respecto a la primera causa. Mientras una segunda denuncia fue caratulada como "abuso sexual simple, dos hechos en concurso real, en calidad de autor", es decir, repitió el accionar contra la segunda víctima.
En ese contexto, el supervisor -asesorado el defensor de confianza Mauro Fonteñez- aceptó su participación y responsabilidad penal en los abusos sexuales. También estuvo de acuerdo con la pena convenida de dos años de prisión en suspenso, quien carece de antecedentes penales computables y al tratarse de la primera condena será de cumplimiento condicional.
El acuerdo abreviado se realizó con el consentimiento de las víctimas que se constituyeron como querellantes en la causa. El fiscal general Martín Cárcamo expuso que los delitos de similares características se desarrollaron en el momento en que las empleadas se retiraban de su lugar de trabajo y eran trasladas por el imputado en un vehículo de la empresa hasta sus hogares.
Del informe mental obligatorio que se le practicó al imputado en el Cuerpo Médico Forense surge que “no posee enfermedad mental alguna, sabe distinguir entre el bien y el mal, comprende la criminalidad de sus actos y es capaz de dirigir sus acciones”, precisaron las fuentes judiciales.
El juez penal Jorge Odorisio homologó el acuerdo presentado por las partes y decretó que durante el tiempo de la condena el supervisor deberá fijar residencia, someterse al control del patronato de liberados, abstenerse de relacionarse con las víctimas y de consumir estupefacientes y bebidas alcohólicas. Además tendrá que someterse a un tratamiento psicológico.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico