Acusan a influencer de prostituir a su sobrina

Además de la modelo, hay otros dos detenidos por el abuso sexual.

Un escándalo por abuso sexual infantil sacude a la provincia de San Juan: un ex jugador de fútbol y dirigente social, y un empresario fueron acusados de tener relaciones con una menor de 14 años, mientras que la tía de la víctima, una reconocida modelo e influencer de la región, fue imputada por "entregar" a la chica a cambio de 10.000 pesos.

La denuncia fue presentada por la madre de la adolescente y hermana de la presunta facilitadora de la prostitución. Según los primeros elementos surgidos en la causa, que fueron difundidos por el portal local Tiempo de San Juan, los supuestos "clientes" habrían pagado hasta $10.000 por tener sexo con la nena. Incluso, en base al intercambio de mensajes, la Fiscalía logró establecer que con uno de ellos la joven mantuvo al menos cuatro encuentros.

El domingo, el juez Matías Parrón ordenó la prisión preventiva por 15 días para el dirigente social Roberto "Fido" Galván y para Carlos Hugo Cassab, dueño de una importante cadena de electrodomésticos. Ambos están acusados de estupro, que consiste en tener una relación sexual con una menor de edad, valiéndose del engaño o de la superioridad que se tiene sobre ella.

Con esa calificación, los acusados pueden recibir una condena de seis meses a cuatro años de prisión. Si los fiscales piden que se considere el estupro agravado, la pena es de cuatro a 15 años y con cárcel efectiva.

Por su parte, la tía de la víctima, que tiene más de 16.000 seguidores en su cuenta de Instagram y también se desempeña como promotora en carreras de autos, fue imputada por el delito de promoción y facilitación a la prostitución de una menor, que contempla una sentencia de entre cuatro y 10 años de prisión.

La mujer, cuyo nombre no fue revelado para resguardar la integridad física y psicológica de la nena ya que son parientes, también está arrestada de manera preventiva.

Por estas horas, la investigación se concentra en el celular de ella ya que el resultado de los peritajes podría ser la prueba clave para determinar que actuó como intermediaria para entregar a su sobrina.

El juez resolvió mantener la prisión preventiva de los imputados, "limitándolo a 15 días por considerar que es un plazo suficiente para aportar nuevos indicios o nuevos probatorios para ver si se mantiene la calificación". También fijó en seis meses el plazo de la investigación y el lunes 3 de abril, se realizará una nueva audiencia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico