Allanaron una vivienda por el robo de un muñeco de la serie Dragón Ball Z

Las aventuras de los personajes animados de la afamada serie televisiva japonesa Dragón Ball Z que relata las peripecias de Gokú y sus amigos en constante lucha contra seres malignos, tuvieron visos de realidad en Río Gallegos cuando la policía allanó el jueves una vivienda en el barrio Evita.

Caleta Olivia (agencia)

Fue en búsqueda de uno de esos muñecos de colección y de un CD de juegos de Play Station que habían sido robados días atrás en un comercio de esa ciudad.

Llamó la atención a los vecinos que residen en la calle Blas Parera, el inusual despliegue de las fuerzas especiales que se produjo poco después del mediodía del jueves por orden judicial, para esclarecer este hecho delictivo menor que se produjo en el local comercial denominado “Inferno”, ubicado en la céntrica calle Alcorta.

CACHETADA MEDIANTE

El diario Tiempo Sur comentó que las investigaciones comenzaron luego de que un joven ingresó al citado comercio y tras agredir a una empleada, a la cual la asestó una cacheada, se apoderó de uno de los muñecos de colección y de un CD de la manga nipona, tras lo cual escapó.

La policía finalmente logró identificar al sospechoso, cuyo nombre se mantiene en reserva ya que se trataría de un menor de edad. Se presume que además sería autor de un robo hormiga de otros treinta CDs que se venía registrando en la sucursal de la firma Garbarino desde principios de este mismo año.

Es que la fisonomía del sospechoso aportada por la empleada de Inferno, coincidía con los videos que registraron las cámaras se seguridad de Garbarino.

Finamente, el jueves a las 13.30, los uniformados allanaron la vivienda del presunto autor y habrían incautado ocho CDs de juegos para Play Station relacionados con el robo en la sucursal de la gran cadena comercial.

Sin embargo, en el domicilio allanado la policía no encontró al sospechoso ni tampoco al muñeco de la serie Dragón Ball Z, por lo cual se presume que a la brevedad habrá otro capítulo relacionado virtualmente con la zaga nipona.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico